¿Es seguro blanquear los dientes en casa? Posibles riesgos y recomendaciones

Cada vez hay más alternativas para blanquear los dientes en casa. Te contamos sobre los riesgos de estas prácticas de belleza hogareñas.
¿Es seguro blanquear los dientes en casa? Posibles riesgos y recomendaciones
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 19 octubre, 2022

En la actualidad, son muchas las personas que buscan una sonrisa blanca y brillante para verse mejor o tener más confianza en sí mismos. Y aunque existen tratamientos odontológicos específicos para lograrlo, algunos prefieren blanquear sus dientes en casa.

El color natural de las piezas dentarias no es del todo blanco, sino más bien blanco amarillento o grisáceo. El esmalte, la capa más externa que protege la superficie dentaria, es transparente y deja entrever la dentina que se encuentra por debajo.

Pero algunas situaciones y hábitos de la vida cotidiana pueden manchar y oscurecer los dientes. Beber café o vino, fumar, tomar algunos medicamentos e incluso el paso del tiempo pueden cambiar el aspecto de las piezas dentarias.

Hoy en día, lucir una sonrisa blanca y brillante se asocia a una boca saludable, una mejor apariencia, mayor autoestima, seguridad en las relaciones sociales e incluso mejores puestos de trabajo. El blanqueamiento dental es el tratamiento odontológico que permite quitar las manchas de los dientes y bajar las tonalidades de color para llegar al blanco deseado.

Pero con el auge de las sonrisas radiantes han aparecido muchas opciones de blanqueamiento en el hogar y remedios caseros para mejorar el aspecto de la dentadura. Aquí te contamos los riesgos e inconvenientes que se pueden presentar si decides blanquear tus dientes en casa.

Maneras de blanquear los dientes en casa

Como hemos mencionado, con la tendencia de las sonrisas blancas han aparecido muchos productos de uso doméstico y métodos caseros para blanquear los dientes en casa. La posibilidad de mejorar el aspecto de la dentadura en cualquier momento, en el propio hogar y sin visitar al odontólogo puede parecer atractiva para algunas personas.

Lo cierto es que muchos de estos métodos para blanquear los dientes en casa no están probados y pueden ser dañinos para la salud bucal. A continuación, te contamos en qué consisten los tratamientos de blanqueamiento hogareño más populares y sus posibles riesgos.

Carbón activado

Este producto se ha vuelto muy famoso en el último tiempo, sobre todo en sitios webs y páginas de belleza que lo recomiendan para mejorar el aspecto de la sonrisa. Pero lo cierto es que no existe evidencia de que el carbón activado sea eficaz para blanquear los dientes en casa.

Se trata de una sustancia muy abrasiva que desgasta el esmalte dentario, la capa protectora y más superficial de los dientes. Su abrasión deja al descubierto la dentina subyacente que posee una coloración más amarilla, dándole esta tonalidad al elemento tratado. Además, este daño en la estructura dentaria ocasiona sensibilidad.

Carbón activado para blanquear los dientes.
El carbón activado cobró popularidad en el último tiempo, pero su uso dental no está probado científicamente.

Bicarbonato de sodio

Cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio es otro de los remedios caseros populares para blanquear los dientes en casa. Este compuesto es un ingrediente presente en algunos dentífricos comerciales.

No hay evidencia que haya demostrado que cepillarse los dientes colocando el bicarbonato de sodio de manera directa blanquee las superficies dentarias. Pero hay estudios que postulan que las pastas dentales con este ingrediente poseen una mayor capacidad de eliminar manchas en comparación con las pastas sin bicarbonato.

El bicarbonato de sodio posee propiedades abrasivas suaves que ayudarían a quitar las manchas superficiales en los dientes. Además, neutraliza la acidez en la cavidad bucal, dificultando la proliferación bacteriana.

La acción abrasiva de esta sustancia debe usarse con precaución, pues de lo contrario, termina desgastando el esmalte. Su uso directo no es recomendable, sino como parte de una pasta. Debes saber que la eliminación de las manchas no sucederá de un día para el otro, sino que será progresivo.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada es un agente blanqueador que se utiliza en los consultorios odontológicos como parte del blanqueamiento dental. Los productos que el dentista emplea poseen una concentración elevada que logran una acción rápida y efectos inmediatos. Además, este componente también está incluido entre los ingredientes de varios kits de blanqueamiento y pastas dentales.

No hay evidencia sobre los efectos de cepillarse los dientes o enjuagarse la boca solo con peróxido de hidrógeno. Pero algunos estudios sí han encontrado que las pastas dentales que contienen este ingrediente combinado con bicarbonato de sodio logran dientes más blancos que las que no los poseen.

De todos modos, el uso de este producto debe hacerse con cautela. Pues si bien las bajas concentraciones parecen seguras, su empleo excesivo puede causar sensibilidad dental e irritar las encías y mucosas de la boca. No se recomienda la aplicación de manera directa en la boca para blanquear los dientes.

Frutas

Hay muchas recetas para blanquear los dientes en casa que usan frutas. El empleo de productos ácidos como naranjas, limones, vinagre o sidras son populares. También existen fórmulas que proponen usar piñas, mangos o frutillas.

Algunas recetas indican licuar alguna de las frutas nombradas o usar sus jugos, fermentos o vinagres y colocarlos sobre las superficies dentarias, dejándolos actuar un tiempo. Otra sugerencia popular es la de frotar las cáscaras de naranjas, limones y plátanos sobre los dientes.

El fundamento de esta manera natural de blanquear los dientes en casa reside en que los ácidos frutales serían capaces de eliminar las manchas superficiales. Pero además, desgastan el esmalte dental, ocasionando un daño en la estructura. Sin la protección superficial de los dientes aumenta el riesgo de caries, dolor y sensibilidad.

Aceite de coco

Otro de los métodos para blanquear los dientes en casa es hacerse enjuagues en la boca con aceite de coco. En realidad, este método ayudaría a eliminar las bacterias orales que forman la placa bacteriana y hacen que los dientes se vean amarillos.

Si bien puede usarse aceite de girasol, de sésamo o cualquier otro aceite comestible, el de coco es popular por su sabor y sus otros aportes a la salud. Pues posee ácido láurico, que reduce la inflamación y elimina las bacterias.

Aunque muchas personas y sitios de internet sostengan que los dientes se ven más blancos luego de usar aceite de coco, no hay estudios científicos que demuestren su acción blanqueadora.

Blanqueamiento domiciliario

En este caso, la opción de blanquear los dientes en casa se realiza usando productos creados de manera específica para tal fin. En este apartado se pueden diferenciar dos grandes grupos:

  • Blanqueamientos que la persona realiza en su casa usando productos de venta libre que adquiere por sus propios medios.
  • Blanqueamiento que el paciente realiza en su hogar utilizando un producto que le entrega el odontólogo como parte de un abordaje profesional.

Blanqueadores de venta libre

Los de venta libre son productos que se obtienen en farmacias o supermercados, sin recetas, para que el paciente los utilice por sí mismo en el hogar. Vienen con instrucciones que especifican la manera de aplicarlo, la frecuencia y la duración.

La facilidad de conseguirlos y de aplicarlos puede conducir a usarlos en exceso y dañar los tejidos dentarios. A continuación, mencionamos los más comunes:

  • Pasta de dientes blanqueadora: son pastas dentales con sustancias abrasivas, peróxido de hidrógeno y carbamida que se usan en el cepillado diario. Los resultados se obtienen a largo plazo, pero su uso prolongado puede dañar el esmalte y las mucosas orales.
  • Enjuague bucal blanqueador: son colutorios que contienen peróxido de hidrógeno y se utilizan para eliminar manchas superficiales. Los efectos se perciben luego de mucho tiempo de uso y no son tan notorios ni duraderos.
  • Tiras blanqueadoras: son bandas adhesivas que contienen un gel con peróxido de hidrógeno que el paciente coloca sobre las superficies dentarias y las deja actuar el tiempo indicado por el fabricante. Es uno de los métodos de blanquear los dientes en casa con mejores resultados. Aunque para evitar efectos adversos se deben seguir las indicaciones de manera precisa.
  • Bolígrafos blanqueadores: se trata de pequeños tubos plásticos con un gel blanqueador y un aplicador para colocarlo sobre los dientes. Su uso consiste en frotar el producto sobre las manchas dentarias, como si se pintara el diente, pero los efectos son mínimos y poco duraderos.


Blanqueamiento profesional domiciliario

En estos casos, el blanqueamiento se realiza en el hogar, pero bajo la guía del odontólogo. Para esto es necesario consultar al dentista, quien planificará la mejor estrategia para lograr la sonrisa brillante deseada.

El profesional le entrega al paciente un kit ambulatorio que contiene una cubeta especial confeccionada a medida y el gel blanqueador. En el hogar, el producto se coloca sobre la férula y se la lleva a la boca dejándola actuar el tiempo indicado por el odontólogo.

Muchas veces el profesional sugiere usar las cubetas domiciliarias como complemento de un blanqueamiento en el consultorio. En estos casos, como las bandejas que se llevan a la boca están confeccionadas para adaptarse de manera específica al paciente, los riesgos de lesiones en la mucosa son menores.



Riesgos de blanquear los dientes en casa

Al decidir blanquear los dientes en casa hay muchos factores que pueden llevar a que se produzcan efectos no deseados. La falta de precisión para aplicar el producto, usarlos de manera excesiva colocando más cantidad de la sugerida, dejarlos actuar más tiempo del indicado o prolongar su uso más de la cuenta son algunos ejemplos.

Ya hemos mencionado algunos de los efectos dañinos sobre la boca que pueden producir ciertos productos para blanquear los dientes en casa. A continuación, mencionamos los problemas más frecuentes que pueden aparecer asociados al blanqueamiento casero:

  • Desgaste del esmalte: este tejido protector no se vuelve a regenerar, por lo que la pérdida que ocasionan los ácidos y las sustancias abrasivas producen un daño irreversible. Un diente con menos esmalte es más susceptible a sufrir caries y sensibilidad dentaria, además de verse más amarillo.
  • Sensibilidad dental: la sensación dolorosa y molesta al comer algo frío o caliente es habitual luego de los tratamientos de blanqueamiento dental. La mayoría de las veces desaparece al cabo de un tiempo, pero en el caso de blanquear los dientes en casa, la sensibilidad suele ser más intensa y duradera.
  • Irritación de encías y mucosa oral: el contacto de las sustancias blanqueadoras con los tejidos blandos de la boca genera irritación y hasta quemaduras.
  • Problemas digestivos: en el caso de que el producto sea injerido de manera accidental, puede irritar la mucosa de la faringe y del sistema digestivo.
  • Daños en la dentina: los peróxidos usados en algunos agentes blanqueadores rompen el colágeno de la dentina.
  • Alergia: algunos de los componentes de los productos blanqueadores pueden dar origen a una reacción alérgica.
  • Resultados no esperados: los efectos de los métodos para blanquear los dientes en casa suelen ser muy sutiles, no muy notorios y poco duraderos.

Recomendaciones para tener una sonrisa brillante

Aunque blanquear los dientes en casa parezca simple y seguro, puede tener efectos no deseados en la salud. Por tal motivo, la recomendación a la hora de buscar una sonrisa blanca y brillante es solicitar ayuda odontológica.

El dentista es la persona idónea para asesorarte sobre las mejores opciones para lucir una sonrisa bonita. Además, antes de colocar cualquier agente blanqueador en la boca se asegurará que todos los tejidos se encuentren en óptimas condiciones para no agravar lesiones preexistentes. Pues un blanqueamiento dental no se debe realizar si hay caries, sarro o las encías están inflamadas.

Antes de realizar un blanqueamiento dental es común que el dentista realice una limpieza profesional. Retirando la placa bacteriana, el sarro acumulado y las manchas superficiales, se logran efectos saludables y estéticos que pueden llevar a prescindir del uso de agentes blanqueadores.

Por último, recuerda que el blanqueamiento dental se puede evitar con los cuidados dentales oportunos. Cepillarse los dientes 3 veces al día con pasta dental fluorada, complementar usando hilo dental, llevar una dieta saludable, beber abundante agua y acudir a revisiones dentales periódicas pueden ser maneras simples y seguras de tener una sonrisa sana y bonita.

Te podría interesar...
Blancorexia, obsesión por unos dientes blancos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Blancorexia, obsesión por unos dientes blancos

Las personas con blancorexia se obsesionan por tener los dientes blancos. Esto puede generar conductas poco saludables. Entérate más.



  • Kleber, C. J., Moore, M. H., & Nelson, B. J. (1998). Laboratory assessment of tooth whitening by sodium bicarbonate dentifrices. The Journal of clinical dentistry9(3), 72-75.
  • Walsh, L. J. (2000). Safety issues relating to the use of hydrogen peroxide in dentistry. Australian dental journal45(4), 257-269.
  • Mata Regato, A. P. (2020). Estudio comparativo entre aclaramiento dental en consultorio y aclaramiento dental casero.
  • Kleber, C. J., Putt, M. S., & Nelson, B. J. (1998). In vitro tooth whitening by a sodium bicarbonate/peroxide dentifrice. The Journal of clinical dentistry9(1), 16-21.
  • Alcívar Vélez, G. V. (2020). Dentífrico a base de aceite de coco en la prevención de caries y Enfermedad Periodontal (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Herrero, M. P., Arenas, G. L., & Lorenzo, J. A. (2017). Blanqueamiento dental vital combinado: fotoactivado en la consulta y domiciliario con férulas: Una alternativa útil a la hora de optimizar los resultados. Gaceta dental: Industria y profesiones, (294), 114-121.
  • Moradas Estrada, M. (2017). ¿ Qué material y técnica seleccionamos a la hora de realizar un blanqueamiento dental y por qué?: protocolo para evitar hipersensibilidad dental posterior. Avances en odontoestomatología33(3), 103-112.
  • Quispe Coñes, R. I., Soto Gutierrez, K. J., & Tipiana Caico, R. R. (2017). Cáscara de plátano como blanqueador dental casero.
  • Jaramillo Moncada, J. D. (2019). Blanqueamiento dental con peróxido de carbamida (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Lantigua Palin, C., & Rodríguez, A. M. (2020). Estudio sobre los daños físicos ocasionados en el esmalte frente a agentes químicos utilizados en las diferentes técnicas de blanqueamiento: revisión literaria (Doctoral dissertation, Santo Domingo: Universidad Iberoamericana (UNIBE)).
  • Tadros, J., Giunta, N., & Keenan, K. (2018). Measurement of protein and collagen in teeth before and after whitening strips. The FASEB Journal32, 530-28.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.