Síndrome de abstinencia emocional: causas, signos y consejos

La ausencia de nuestra expareja puede producirnos un malestar muy acusado en forma de abstinencia emocional. En este artículo te enseñamos a identificar los síntomas y a gestionarlos adecuadamente.
Síndrome de abstinencia emocional: causas, signos y consejos
Montse Armero

Escrito y verificado por la psicóloga Montse Armero.

Última actualización: 24 abril, 2022

El síndrome de abstinencia emocional se suele manifestar en las personas que recientemente han experimentado una ruptura de pareja y no la gestionan de manera adecuada. Sienten que no pueden vivir sin la otra persona, de forma parecida a un adicto que considera que no puede vivir sin la sustancia a la que está enganchado.

Experimentar un malestar psicológico significativo después de una ruptura, sobre todo si la relación ha sido importante, es muy habitual. Nos sucede a la mayoría. Romper una relación implica muchos cambios en la vida y no es fácil adaptarse.

Sentir tristeza, nostalgia por los momentos más bonitos vividos o tener ciertos pensamientos recurrentes es muy común. Nuestra mente necesita adaptarse al cambio y procesar la ruptura, por lo que estar mal un tiempo forma parte del proceso de duelo.

Sin embargo, hay personas que ya desde el inicio de la ruptura gestionan de una manera muy disfuncional la separación, sintiendo una gran dependencia hacia sus exparejas. Ello les genera sufrimiento y desesperanza añadidos al dolor que ya de por sí sienten.

Causas de la abstinencia emocional

Como hemos comentado, todos sentimos dolor en mayor o menor medida ante una ruptura, pero no todos manifestamos el síndrome de abstinencia emocional. Hay personas que por sus características tienen muchas más probabilidades de atravesarlo.

En primer lugar, las personas que ya eran dependientes de sus parejas durante la relación, son quienes más probablemente vayan a manifestar el síndrome. Esas personas ya sentían antes que sus parejas daban sentido a sus vidas y que no podían vivir sin ellas.

Entonces, cuando se produce la ruptura, esos pensamientos se intensifican y producen un gran síndrome de abstinencia emocional al estar apartados de sus exparejas. Ello puede hacer que les llamen con constancia, les envíen mensajes, les sigan o les vigilen en todo momento en redes sociales, por ejemplo.

Tener una autoestima poco sana también es una causa muy frecuente de abstinencia emocional, al igual que ser muy inseguro o ser una persona con baja tolerancia al dolor emocional. Estas características de personalidad pueden darse de manera conjunta en una misma persona.

Alguien puede tener una autoestima más o menos sana en muchos ámbitos de su vida, pero sentirse más insegura y dependiente con su pareja. Las combinaciones son múltiples y las causas del síndrome de abstinencia emocional no suelen ser únicas.

Extrañar a la expareja mirando sus fotos.
El duelo por la ruptura es lógico. Pero lo importante es que no se prolongue ni entorpezca el hecho de continuar con la vida.


Síntomas más frecuentes en el síndrome de abstinencia emocional

Las personas pueden manifestar la abstinencia de múltiples formas, pero entre los síntomas psicológicos más frecuentes están los siguientes:

  • Un deseo muy marcado de estar con la persona amada.
  • Pérdida de interés para realizar cualquier actividad.
  • Pensamientos obsesivos y recurrentes.
  • Nostalgia y melancolía.
  • Ansiedad y angustia.
  • Sensación de culpa.
  • Desesperanza.
  • Tristeza.

Además, también es muy habitual que se presenten una serie de síntomas físicos, como los siguientes:

  • Insomnio.
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas o vómitos.
  • Malestar digestivo.
  • Pérdida de apetito.
  • Opresión en el pecho.
  • Dificultad al respirar.
  • Agitación y nerviosismo.
  • Falta de atención y concentración.
  • Mareos y dificultades de equilibrio.

¿Cómo proceder ante tanto malestar?

Cuando uno siente un síndrome de abstinencia emocional, suele creer que la manera de evitar el sufrimiento es volver a recuperar a la expareja. Sin embargo, ese pensamiento es poco racional y está muy sesgado, ya que no se está aceptando que la situación ha cambiado.

Así, es clave empezar por aceptar ese cambio. La vida es cambio constante y no siempre nos gusta lo que vivimos. Sin embargo, luchar contra ello no hace más que incrementar el dolor y el sufrimiento.

Superar una ruptura de pareja implica elaborar un duelo, lo queramos o no. Por ello, es importante pasar por todas las fases del mismo para acabar aceptando que el dolor actual, un día se convertirá en parte de nuestros recuerdos y conllevará un gran aprendizaje.

Centrarnos en actividades que nos hagan sentir bien y nos permitan crear nuevas ilusiones también es una muy buena manera de actuar. El dolor hay que sentirlo para procesarlo y no va a desaparecer de golpe por el hecho de que nos distraigamos. Pero buscar momentos en los que sentirnos bien es una buena actitud hacia el cambio.

Por último, hay que tener presente que la mejor forma de proceder es evitar el contacto con la expareja. Mantener el contacto con esa persona no hace más que alargar el síndrome de abstinencia emocional, de manera parecida a la abstinencia generada por sustancias adictivas.

Bloquear a tu ex de las redes sociales para superar la culpa.
Lograr el contacto cero, si no hay hijos de por medio, es vital para superar la posible abstinencia emocional.


Reflexiones finales sobre el síndrome de abstinencia emocional

Experimentar una ruptura sentimental es profundamente doloroso; cualquiera que lo haya vivido lo sabe. No obstante, ese malestar inicial tan intenso disminuye para la mayoría, a medida que pasan los días, las semanas y los meses.

Quedarnos enganchados a una antigua relación y mantener conductas como llamar a la expareja o seguirla por redes sociales puede generarnos un síndrome de abstinencia emocional. Este síndrome puede perjudicarnos de manera muy significa a nivel psicológico. Además, no va a traer a nuestra expareja de vuelta.

Por ello, si detectamos que estamos experimentando cualquiera de las sensaciones descritas y que no podemos sacarnos de la cabeza a nuestra expareja, es recomendable consultarlo con un profesional que nos ayude a enfocar la situación de una forma más funcional y alejada del sufrimiento.

Te podría interesar...
7 claves para que la ruptura no afecte a tu estado psicológico
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 claves para que la ruptura no afecte a tu estado psicológico

Para que la ruptura no afecte al estado psicológico se deben seguir ciertos pasos. Te lo contamos en el siguiente artículo.



  • Bolinches, A. (2011). La felicidad personal: Claves para un cambio interior. Barcelona: DeBolsillo.
  • Castelló, J. (2012). La Superación de la Dependencia Emocional: Cómo impedir que el amor se convierta en un suplicio. Málaga: Corona Borealis.
  • Congost, S. (2015). Cuando amar demasiado es depender. Barcelona: Zenith.