Varicocele: síntomas, causas y tratamientos

El varicocele tiende a ser asintomático, pero su diagnóstico temprano y tratamiento oportuno impiden la más temida complicación: infertilidad. Te lo explicamos.
Varicocele: síntomas, causas y tratamientos
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 18 septiembre, 2022

El término varicocele se refiere a la dilatación de las venas del escroto (la piel que sostiene los testículos). Estas venas, pertenecientes al plexo pampiniforme, transportan la sangre desoxigenada desde los testículos hacia el corazón.

La deficiencia venosa produce el trastorno, debido a que la sangre se acumula o retorna, en lugar de circular fuera de la zona. Es el equivalente a las varices de los miembros inferiores.

El varicocele suele ser unilateral, siendo hasta en un 90 % de los casos del lado izquierdo. También puede ser bilateral.  Es más frecuente en hombres jóvenes, entre 15 y 25 años, y tiene una alta prevalencia, con 15 casos cada 100 varones.

Síntomas del varicocele

Por lo general, el varicocele suele ser asintomático y el hallazgo es incidental, durante un examen físico de rutina. Cuando genera inconvenientes, se manifiesta con dolor sordo, disminución del volumen testicular, presencia de un bulto o sensación de peso a nivel escrotal.

¿Cómo causa problemas de fertilidad?

El varicocele es causa de infertilidad en alrededor de 4 a 8 de cada 10 hombres. Esto se debe a que el plexo pampiniforme se encarga de mantener la temperatura testicular adecuada para la producción y maduración de los espermatozoides.

Los testículos requieren de una temperatura basal menor a la del resto del cuerpo para sus funciones. Es por ello que se encuentran aislados en su bolsa escrotal.

El plexo pampiniforme es el que se encarga de enfriar la sangre de la arteria testicular antes de que ingrese a los testículos. Su dilatación causa sobrecalentamiento de los testículos, con la consecuente menor producción y maduración de los espermatozoides. De este modo, se ve afectado el potencial de fertilidad.

Varicocele causa infertilidad.
El varicocele es una causa de muerte de los espermatozoides que puede ser subvalorada si no se la considera.


La alteración testicular tiene otras consecuencias

Además, por la misma alteración de la función testicular, hay disminución en la producción de testosterona. A pesar de que el varicocele sea unilateral, el aumento de la temperatura afecta a ambos lados.

La disminución de la producción de testosterona inhibe el desarrollo del testículo mientras se atraviesa la pubertad. Además de que produce la consecuente pérdida del tejido, que puede terminar en la atrofia testicular.

Causas del varicocele

No hay una causa definitiva y única de varicocele, sino más bien, se considera una patología multifactorial. Las teorías se orientan a la ausencia o deficiencia de las válvulas venosas, lo que permitiría el reflujo venoso que formaría las várices.

De igual forma, el predominio izquierdo se asocia a que la vena testicular de ese lado es más larga. Por lo tanto, tiene mayor presión hidrostática. Asimismo, la vena testicular izquierda desemboca en la vena renal en un ángulo recto, lo que dificulta el adecuado retorno venoso.

También puede ser causado por aumento de la viscosidad sanguínea, lo que entorpece el reflujo venoso. O por la presencia de masas o ganglios linfáticos que bloqueen el flujo sanguíneo.

Es más frecuente que el varicocele se produzca durante la pubertad. Los testículos presentan un crecimiento acelerado en ese momento, por lo que requieren de mayor flujo sanguíneo.

El diagnóstico es clínico, pero puede ser confirmado con imágenes

Para diagnosticar varicocele basta con la exploración física. Al momento del tacto escrotal suele haber una sensación de bolsa de gusanos.

La persona debe ser valorada en bipedestación (de pie) y en decúbito supino (acostada). El varicocele puede no ser identificable por exploración física cuando es subclínico. En ese caso, sirve el ultrasonido.

A veces es palpable, pero no visible. Y puede que sea palpable con o sin maniobras para aumentar la presión intraabdominal. Es decir, solicitándole al paciente que haga la maniobra de Valsalva.

Es importante tomar en consideración la temperatura ambiental, puesto que el frío eleva los testículos hacia la zona inguinal, dificultando la exploración manual.

Si se sospecha de varicocele y no hay evidencia clínica luego de la exploración manual bilateral en decúbito supino, bipedestación y con aumento de la presión intraabdominal, se requieren estudios de imagen. Los mismos deben evidenciar el reflujo de sangre. El ecosonograma Doppler testicular y la venografía son los más indicados.

¿Siempre se debe tratar el varicocele?

Por lo general, no se tratan, salvo que generen dolor, crecimiento anormal del testículo izquierdo, haya un análisis anormal del semen o problemas de fertilidad. Pueden indicarse analgésicos para el dolor, pero la cirugía es la principal forma de abordar aquellos que sí la requieren.

La cirugía puede ser abierta o por laparoscopia. También puede realizarse embolización. Siempre se intenta bloquear el flujo de sangre en el plexo venoso pampiniforme.

Las complicaciones son raras e incluyen las siguientes circunstancias:

  • Varicocele persistente o recurrente.
  • Hidrocele (fluido alrededor del testículo).
  • Inflamación del epidídimo (epididimitis).
  • Daños en la arteria testicular.

La recuperación es rápida tras la cirugía, dado que el procedimiento es ambulatorio. Solo se debe mantener reposo durante 10 a 14 días. El análisis del semen debe esperar 3 a 4 meses para confirmar mejoría si había infertilidad.

El procedimiento es exitoso en la mayoría de los casos, con evidencia de mejoría en la calidad del semen. No obstante, deberían concretarse seminogramas cada 3 meses durante 1 año después del procedimiento.

Análisis de espermograma en paciente con varicocele.
El espermograma puede determinar una recuperación de la calidad del semen transcurridos 3 meses de la cirugía.

Lo que hay que saber sobre las Complicaciones del varicocele


El varicocele puede ser reversible

El diagnóstico temprano, en especial durante la pubertad, y su tratamiento en caso de sintomatología, evitan las secuelas graves, como la atrofia testicular y la infertilidad. Es por ello que en todo paciente que se sospeche de varicocele debe realizarse un estudio de esperma, de valores hormonales y de volumen testicular.

La presencia de cualquier alteración es un criterio para indicar su resolución quirúrgica definitiva. En la actualidad, las técnicas empleadas tienen pocos efectos secundarios y una alta tasa de éxito.

Te podría interesar...
¿Qué es una ecografía testicular y cuándo es necesaria?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es una ecografía testicular y cuándo es necesaria?

La ecografía testicular es un estudio seguro, sencillo, no invasivo e indoloro. No requiere preparación previa y tiene varias utilidades.