4 consejos para vencer el desánimo y la tristeza

Busca nuevas ilusiones, emprende nuevos proyectos. La ilusión se enciende cada día a través de pequeñas ideas que abren puertas y posibilidades.
4 consejos para vencer el desánimo y la tristeza
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 02 noviembre, 2020.

Última actualización: 02 noviembre, 2020

¿Necesitas consejos para el desánimo y la tristeza? Hay días en los que quizás te levantas sin fuerzas y sin ánimos para hacer frente a la jornada. Son esos momentos en los que la tristeza y el desánimo te abrazan y te intentan ahogar con su manto de debilidad. Pero no lo permitas.

Estos sentimientos puntuales son normales, sin embargo, si se vuelven un problema cotidiano pueden desembocar en una depresión. Por este motivo, es importante que si crees que no eres capaz de controlar estas sensaciones, acudas a un especialista para que te ofrezca un tratamiento acorde al caso.

Consejos para vencer el desánimo y la tristeza

Estos son algunos consejos para vencer los sentimientos de tristeza y desánimo que, de forma puntual, te dañan. ¡Toma nota!

Mujer pensativa
Aprender a dejar el pasado es un primer paso hacia el crecimiento personal.

1. Acepto el desánimo, pero le obligo a irse

Aceptar para asumir, y asumir para vencer. Una sencilla regla de tres que vale la pena entender para aplicarla en el día a día.

Debido a la alteración de los ritmos circadianos (ritmos de conciliación del sueño), el momento del día en que más suele vencer la tristeza o el desánimo es por la mañana. Al abrir los ojos y despertar, recuerdas aquello que te hace daño o que te desanima. Ese “bajón” matinal te apaga para empezar con la energía necesaria.

Son esos momentos en que te sientes sin fuerzas y sin motivación alguna para salir de la cama, pero hay que ir con cuidado para no dejarse atrapar por esta sensación. Procura que un sentimiento de desánimo pasajero no se convierta en un problema de depresión, tal y como advierten los expertos de The National Institute of Mental Health (NIMH).

Lo primero es reconocer que no estás bien y reconocer que hay un problema: algo te entristece o te quita fuerzas. Ahora… ¿Vas a vencerlo quedándote en la cama? En absoluto.

Toma conciencia de que lo último que debes hacer es dejarte atrapar por esos pensamientos negativos. La tristeza se combate poco a poco y con pequeños logros cotidianos; por ejemplo, salir de la cama y arreglarte lo suficiente para verte bien ante el espejo.

Claro que hay cosas que te apenan, pero abre la ventana y permite que se vayan poco a poco para que puedas respirar mejor. Tú vales más que esas preocupaciones, y la vida está para vivirla.

2. Busca la ilusión en el día a día

Puede que hoy el día esté nublado, que amenace tormenta y que no tengas ganas de nada. Pero, ¿ganas algo quedándote en casa viendo cómo llueve? En absoluto.

No importa que el cielo esté negro, que hoy tengas más ojeras que ayer en el rostro o que ya no tengas al lado a esa persona que antes te hacía feliz. Es el momento de buscar nuevas ilusiones, de emprender nuevos proyectos. La ilusión se enciende cada día a través de ideas que, a su vez, pueden abrirte puertas y posibilidades.

  • Cuando te despiertes, piensa en algo que te gustaría hacer hoy: pasear por el parque, ir de compras, llamar a esa amiga que hace tiempo que no ves, comprarte un libro nuevo, probar un nuevo corte de pelo o apuntarte a ese curso que tanto te interesa.
  • Cualquier cambio que hagas hoy, será un puente nuevo construido hacia la felicidad del mañana. Vale la pena intentarlo.
Claves para mitigar la ansiedad.

3. La importancia de “saber dejar ir”

Las personas pasan ciclos, etapas e instantes en la vida donde se unen a ciertas personas. Más tarde, se produce la distancia y, a su vez, se inicia un nuevo ciclo.

No obstante, el Consejo Nacional para la Enseñanza en Investigación en Psicología demuestra en un estudio realizado en 2017 que hay quien no asume dichos finales: la ruptura de una relación, la pérdida de un familiar, el abandonar una ciudad, un trabajo o una amistad.

La vida son cambios continuos y, como tales, conviene asumir que en ocasiones hay que dejar a un lado el pasado para mirar hacia el futuro. Y eso cuesta, sin duda. Cuesta desprenderse de quien amabas hasta hace poco. Es difícil dejar atrás los recuerdos para fijarse en el mañana de otro modo.

¿Cómo conseguirlo entonces? ¿Cómo “dejar ir” lo que eras o tenías ayer? Con valentía, con ilusión y con una buena autoestima. Piensa que la vida es como una sala llena de puertas a las que te puedes asomar. Así que no te quedes atrapada en un baúl de recuerdos. 

4. Renovarse, quererse a uno mismo

La vida es cambio, y la tristeza se vuelve más peligrosa si te quedas quieto en casa sin salir, sin ganas de hablar con nadie o buscando el refugio de las lágrimas.

Evítalo, cualquier esfuerzo por vencer la desesperanza te ofrecerá un salvavidas para no caer en el mar de la depresión. Mentalízate de que te mereces ser feliz y renuévate con nuevos proyectos, búscate en ti misma y anímate a hacer aquello que nunca te atreviste. ¿Un viaje tú sola? ¿Buscar trabajo en otra ciudad?

Mujer meditando
El yoga, la meditación, los ejercicios de respiración, entre otros, son formas más efectivas de calmar nuestros pensamientos y emociones.

Aplica estos consejos para vencer el desánimo y la tristeza

Como ya habrás podido comprobar, vivir no es otra cosa que asumir los retos que se te presentan cada día. Pero, si ves que no tienes el control de la situación ni de lo que sientes, te aconsejamos que pidas ayuda a un especialista para construir un nuevo comienzo. 

Se necesita solo un poco de valentía para vencer a la tristeza, y te aseguramos que tú también puedes lograrlo porque lo mereces, no lo dudes.

Te podría interesar...
Colapso mental: cuando el cuerpo y la mente llegan al límite
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Colapso mental: cuando el cuerpo y la mente llegan al límite

El colapso mental es un fenómeno muy común a día de hoy. El orígen está en el estrés mantenido en el tiempo. Profundizamos en esta condición.



  • Barajas Márquez, Miriam W. y Cruz del Castillo, Cinthia (2017). Ruptura de la pareja en jóvenes: factores relacionados con su impacto. Enseñanza e Investigación en Psicología, 22 (3), 342-352. [Fecha de Consulta 25 de Octubre de 2020]. ISSN: 0185-1594. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=292/29255775008
  • Li, JZ, Bunney, BG, Meng, F., Hagenauer, MH, Walsh, DM, Vawter, MP, Evans, SJ, Choudary, PV, Cartagena, P., Barchas, JD, Schatzberg, AF, Jones, EG, Myers, RM, Watson, SJ, Akil, H. y Bunney, WE (2013). Patrones circadianos de expresión génica en el cerebro humano y alteración en el trastorno depresivo mayor. Actas de la Academia Nacional de Ciencias, 110 (24), 9950–9955. https://doi.org/10.1073/pnas.1305814110
  • The National Institute of Mental Health (NIMH). Depresión: información básica. https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion-sp/index.shtml