7 bebidas ricas en yodo para hacer trabajar tu tiroides

Okairy Zuñiga·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
29 Mayo, 2019
Si lo tuyo no es comer pescado y marisco, entonces considera aprovechar estas bebidas ricas en yodo que te compartimos a continuación para que puedas obtener este nutriente de una forma natural y deliciosa.

Las bebidas ricas en yodo pueden ser un buen complemento para la dieta de los pacientes con problemas de la tiroides, siempre y cuando así lo autorice el médico.

Se trata de bebidas naturales que puedes disfrutar en cualquier momento, junto con una comida o merienda. A continuación te comentaremos más acerca de ellas para que las tengas en cuenta.

El yodo, un mineral necesario para la salud

El yodo es un micromineral indispensable porque participa en la síntesis de hormonas tiroideas. Esto quiere decir que contribuye con la regulación de todo el organismo. También tiene un rol clave en el crecimiento, el funcionamiento celular, los procesos neuronales e, incluso, la agilidad mental.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, la carencia de yodo es una de las principales causas de problemas de desarrollo mental en los niños. Por ello, es importante que esté presente en la dieta desde temprana edad.

Para obtener yodo, es necesario consumir ciertos alimentos de manera regular, dentro de una dieta equilibrada. Algunas de las fuentes de yodo más destacadas son el pescado y el marisco, aunque también es posible encontrar este nutriente en alimentos como la sal yodada, las frutas, las verduras, los productos lácteos y algunas variedades de algas.

Alimentos ricos en yodo que debes añadir en tu dieta

Bebidas ricas en yodo

A continuación te compartimos algunas formas naturales, deliciosas y fáciles de consumir yodo. ¡A través de bebidas caseras!

1. Leche de vaca

Beber leche de vaca puede ayudar a obtener las cantidades necesarias de yodo para mantener la tiroides funcionando adecuadamente.

Aproximadamente, una taza de leche de vaca puede contener 55 microgramos de yodo. Es importante aclarar que estos niveles no varían si elegimos aquellas variedades de leche bajas en grasa. 

2. Jugo de moras

Las moras son unas deliciosas bayas, similares a las fresas tanto en valor nutricional como en su contenido de minerales. En caso de que las fresas no te gusten, considera el jugo de moras en su lugar.

Un vaso de jugo de moras puede contener aproximadamente unos 20 microgramos de yodo. 

3. Batido de fresas

Una taza de fresas puede darle organismo aproximadamente 13 microgramos de yodo, puesto que la fresa es la fruta con mayor contenido de iodina. 

Ingredientes

  • Cubos de hielo.
  • ½ taza de fresas (85 g).
  • 1 vaso de bebida de avena (250 ml).

Procedimiento

  • Corta las fresas en pequeños trozos.
  • Licúa todos los ingredientes hasta homogeneizar.
  • Sirve, agrega unos cubos de hielo y bebe con moderación.
Licuado de fresa

4. Batido de arándanos

Los arándanos son otra baya que contiene una dosis considerable de yodo en su composición. Se calcula que 150 mililitros de jugo de arándanos puede contener unos 400 microgramos de yodo.

Ingredientes

  • Cubos de hielo (al gusto).
  • Espinacas frescas (30 g).
  • 1 vaso de leche de coco (250 ml).
  • 1 taza de jugo de arándanos (250 ml).

Procedimiento

  • Licúa todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Bebe con moderación.

5. Yogur con fresas

Consumir yogur con fresas o arándanos también es una excelente manera de obtener yodo, pues una taza de yogur líquido puede contener –aproximadamente– 90 microgramos de yodo

Ingredientes

  • 1 litro de yogurt natural líquido.
  • 2 tazas de fresas o arándanos naturales (340 g).

Procedimiento

  • Toma la primera taza de fruta y pícala en pequeños cubos.
  • La segunda ponla en la licuadora con el yogur líquido.
  • Licúa bien hasta que se cree un líquido homogéneo y vacía en un recipiente de plástico o vidrio con tapa.
  • Añade la fruta picada y revuelve.

Descubre Receta para preparar yogur griego en casa

6. Jugo de mango

El jugo de mango es otra de las bebidas ricas en yodo que puedes disfrutar en cualquier momento que lo desees. Por ende, ¡no dudes en aprovecharlo!

Ingredientes

  • 1 cubo de hielo.
  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • 1 taza de mango en cubos (165 g).

Procedimiento

  • Licúa todos los ingredientes.
  • Sirve con unos cuantos cubos de hielo y bebe.
  • Para prepararlo bien espeso, deberás utilizar una buena cantidad de pulpa y no demasiada agua. 

7. Batido verde cremoso

El batido verde cremoso es otra de las formas alternativas de obtener yodo. Está conformado por tres ingredientes que no solo son nutritivos sino también deliciosos.

Ingredientes

  • ½ aguacate mediano.
  • ½ taza de algas (20 g).
  • 1 manzana verde en trozos.
  • 1 vaso de agua de coco (250 ml).

Procedimiento

  • Quítale el corazón a la manzana, córtala en cubos (sin quitarle la cáscara) y colócalos en un recipiente con agua mientras preparas el resto de los ingredientes.
  • Pica las algas lo más finamente que puedas (para evitar que se enreden en el aspa de la licuadora).
  • Extrae la pulpa del aguacate y colócala en la licuadora, seguido del resto de los ingredientes.
  • Licúa todo hasta homogeneizar, verifica si te agrada la textura que has obtenido y si es así, sirve y bebe.

Lee: Descubre los beneficios de las algas para el hipotiroidismo

Las bebidas naturales son complementos sanos para una dieta equilibrada

Las bebidas ricas en yodo son complementos para una dieta saludable. En ningún caso deben tomarse como sustitutos de comidas principales ya que esto no solo haría pasar hambre, sino que podría promover descompensaciones nutricionales en el organismo.

Al igual que se indica con otras preparaciones caseras similares, es recomendable evitar añadirle azúcar, estevia y otros endulcorantes, ya que lo ideal es disfrutar del sabor de los alimentos al natural. Y en caso de hacerlo, lo más adecuado es mantener la moderación.

  • Ross, D. S., Burch, H. B., Cooper, D. S., Greenlee, M. C., Laurberg, P., Maia, A. L., … Walter, M. A. (2016). 2016 American Thyroid Association Guidelines for Diagnosis and Management of Hyperthyroidism and Other Causes of Thyrotoxicosis. Thyroid. https://doi.org/10.1089/thy.2016.0229
  • Imam, S. K. (2016). Hyperthyroidism. In Thyroid Disorders: Basic Science and Clinical Practice. https://doi.org/10.1007/978-3-319-25871-3_8
  • Pai, H. C., & Gong, S. T. (2013). Subclinical thyroid disease. Journal of Internal Medicine of Taiwan. https://doi.org/10.1093/bmb/ldt024
  • Jahurul, M. H. A., Zaidul, I. S. M., Ghafoor, K., Al-Juhaimi, F. Y., Nyam, K. L., Norulaini, N. A. N., … Mohd Omar, A. K. (2015). Mango (Mangifera indica L.) by-products and their valuable components: A review. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2015.03.046