Alga dulse: características, usos y preparación

Te vamos a enseñar las principales propiedades del alga dulse y cómo introducirla en la dieta regular de forma sencilla para aprovecharla al máximo.
Alga dulse: características, usos y preparación
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 24 noviembre, 2021.

Última actualización: 24 noviembre, 2021

Las algas están cada vez más presentes en las dietas occidentales. Cuentan con una gran cantidad de nutrientes y de compuestos antioxidantes, por lo que su consumo está recomendado a la hora de buscar un buen estado de salud. En concreto, vamos a hablarte del alga dulse.

Lo primero que hay que mencionar acerca de este alimento es su color rojo intenso. Se consume en la región de Islandia desde hace cientos de años, puesto que en este país se incluye el producto en multitud de preparaciones tradicionales.

Propiedades nutricionales

El alga dulse destaca por su concentración en hierro. Este mineral ha demostrado ser determinante para evitar situaciones de anemia. Esta patología cursa con cansancio crónico y fatiga, pues se pone en riesgo el aporte de oxígeno a los tejidos.

Asimismo, el alga dulse supone una fuente de yodo. Este elemento es importante para la glándula tiroides, ya que participa en la conversión de las hormonas tiroideas. Un aporte inadecuado pondría en riesgo el buen hacer de este órgano, incrementándose el riesgo de experimentar hipotiroidismo. El hierro también es importante para dicha glándula, según un estudio publicado en Biological Trace Element Research.

Desde el punto de vista de las vitaminas, el alimento es capaz de aportar vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B9, B12, C, D y E, por lo que se puede decir que estamos ante un producto muy completo en lo que a micronutrientes se refiere. Eso sí, la vitamina B12 de las algas compite con la de origen animal, por lo que podría resultar contraproducente su consumo junto a suplementos en el contexto de las dietas veganas.

Suplementación de vitamina B12 y algas.
La vitamina B12 de las algas es competitiva con otras fuentes del mismo nutriente (suplementos y productos de origen animal), por lo que hay que valorar su consumo en conjunto.


Usos del alga dulse

El alga dulse se puede conseguir fácilmente en su versión deshidratada. La conservación de la misma es excelente. Solo es necesario sumergirla en agua durante 5 minutos para después añadir a múltiples preparaciones. Lo más común es utilizarla para elaborar caldos, guisos, potajes y ensaladas.

No obstante, se puede preparar también como guarnición para carnes y pescados. Incluso existen aliños que la incluyen entre sus ingredientes. También hay regiones donde se añade el alimento a los arroces o a los purés, mejorando la densidad a nivel nutricional de los mismos.

Al fin y al cabo, estamos hablando de un comestible que cuenta en su interior con una cantidad significativa de fitoquímicos. Estos compuestos se caracterizan por su actividad antioxidante. Son capaces de neutralizar la formación de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos.


También te puede interesar Algas nori: propiedades, beneficios y usos


Contraindicaciones

A pesar de estar considerada como saludable, es cierto que hay una serie de precauciones a tener en cuenta a la hora de consumir alga dulse. Por ejemplo, en el caso de padecer algún problema con la glándula tiroides, se recomienda preguntar al especialista antes de incluirla en la dieta.

En ocasiones puede ser beneficioso y necesario, pero en otros casos se generarán desajustes en el funcionamiento de la glándula que no repercutirán de forma positiva sobre el estado de salud. Conviene optimizar el aporte de micronutrientes cuando existen alteraciones en la función tiroidea.

Por otra parte, será determinante asegurarse de que el alga dulse procede de un cultivo ecológico. En ocasiones, estos alimentos pueden concentrar grandes cantidades de metales pesados, lo que podría causar problemas en el estado de salud con el paso del tiempo.

Brócoli con salsa de anacardos fritos y alga dulse

Para terminar, te vamos a presentar una receta con alga dulse, de modo que puedas comenzar a incorporar el alimento en la dieta regular. Los ingredientes que necesitarás son los siguientes:

  • 60 mililitros de agua.
  • 80 gramos de anacardos.
  • 1 cucharada de alga dulse.
  • 2 ajos cortados en láminas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.

Comienza cortando el brócoli en trozos pequeños, cocinándolo durante unos 5 minutos al vapor. En paralelo, has de freír los ajos en un cazo a fuego bajo.

Una vez que están dorados, se retiran y se incorporan en el cazo los anacardos. Cuando estos se doran, se introducen junto al ajo en el vaso de una batidora con 60 mililitros de agua para batirlo todo bien.

Solo queda colocar en un bol el brócoli, añadiendo la salsa por encima y rematando con el alga dulse cortada fina y espolvoreada. Se ha de mezclar bien, salpimentando al gusto, y el plato estará listo para ser disfrutado.

Alga dulse picada.
El alga dulse se puede combinar con vegetales. Picada y espolvoreada por encima aporta sus nutrientes.

Incorpora alga dulse en la dieta

El alga dulse destaca por su concentración en micronutrientes y en fitoquímicos. Resulta positiva para la salud cuando se incluye en el contexto de una dieta variada y equilibrada.

Por último, ten en cuenta que es necesario combinar una buena dieta con otros hábitos de vida saludables. Entre ellos destaca la exposición a la luz solar. Resulta el método más eficiente para garantizar que los niveles de vitamina D en el organismo sean adecuados.

Te podría interesar...
Algas agar agar: propiedades, beneficios y usos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Algas agar agar: propiedades, beneficios y usos

Las algas agar agar son de las más utilizadas en la cocina mundial por sus propiedades gelatinizantes. Te contamos todo aquí.



  • DeLoughery T. G. (2017). Iron Deficiency Anemia. The Medical clinics of North America101(2), 319–332. https://doi.org/10.1016/j.mcna.2016.09.004
  • Cao, Y., Zhen, S., Taylor, A. W., Appleton, S., Atlantis, E., & Shi, Z. (2018). Magnesium Intake and Sleep Disorder Symptoms: Findings from the Jiangsu Nutrition Study of Chinese Adults at Five-Year Follow-Up. Nutrients10(10), 1354. https://doi.org/10.3390/nu10101354
  • Luo, J., Hendryx, M., Dinh, P., & He, K. (2017). Association of Iodine and Iron with Thyroid Function. Biological trace element research179(1), 38–44. https://doi.org/10.1007/s12011-017-0954-x