¿Qué son los alimentos pránicos?

¿Has escuchado hablar de los alimentos que potencian la energía vital? De eso se trata la dieta pránica. En esta ocasión te contamos más al respecto.
¿Qué son los alimentos pránicos?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 17 agosto, 2021.

Última actualización: 17 agosto, 2021

Los alimentos pránicos positivos activan la energía vital de cada persona, mientras que los negativos tienen la capacidad de apagar las fuerzas de la vida. En el medio se encuentran los neutros, que no ejercen efecto en ninguno de los dos sentidos.

Esta es una clasificación basada en la cultura y la práctica del yoga en la India, en la que los alimentos se consumen para nutrir el cuerpo, el alma y la mente. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación, te contamos todos los detalles sobre esta práctica alimentaria.

Prana, dieta pránica y alimentos

En sánscrito la palabra prana significa «energía primaria» y, a veces, también se traduce como «respiración», «fuerza vital», «energía de la conciencia» o «poder creativo original». Pero, en realidad, tiene múltiples significados y es difícil de describir.

El prana es el soporte de la vida y se obtiene de la respiración, el aire, la luz solar y los alimentos. Todos estos procesos son básicos para que las células se nutran, crezcan y se renueven con normalidad. No en vano, en la mayoría de lenguas de la India, la muerte se conoce como el prana que abandona el cuerpo físico.

El modo de alimentarse según la práctica yóguica es solo una forma más de cuidar el cuerpo, la mente y el alma. Los alimentos no se valoran por sus macronutrientes o las calorías que aportan, sino por cómo afectan y modifican esta energía vital.

La dieta es un eslabón más dentro del enfoque holístico de salud, que es el Ayurveda. Esta es una de las medicinas tradicionales de la India donde tiene estatus oficial. Cualquier dolencia o desequilibrio es tratado a través de alimentos, plantas, aceites y el seguimiento de ciertas prácticas físicas y de meditación.

Clasificación de los alimentos pránicos

Como hemos mencionado, los alimentos en esta práctica dietética se valoran por la manera en cómo afectan al prana o la energía vital. De este modo, se encuentran los positivos, los neutros y los negativos.

Por el momento, se desconoce el autor o los autores de estas clasificaciones y del concepto global de esta dieta. Aún así, se encuentran similitudes con las prácticas ayurvédicas y yóguicas. Tanto el yoga como el ayurveda cuentan con textos muy antiguos en los que se describe la mejor forma de alimentarse para optimizar el estado de salud.



Alimentos pránicos positivos

Los alimentos pránicos positivos son los que aportan energía vital al organismo. No se trata solo de una lista de alimentos concreta, sino que también incluye el hecho de que sean orgánicos, frescos, cercanos, de temporada, enteros y poco procesados. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Frutas, bayas y verduras: casi todas menos tomates, berenjenas, ajos y cebollas.
  • Cereales integrales: mijo, arroz, avena, cebada, trigo sarraceno y teff. Se considera que tienen un valor nutricional excelente.
  • Legumbres: lentejas, guisantes amarillos, todo tipo de judías, garbanzos, tofu.
  • Semillas y frutos secos: semillas de chía, cáñamo, sésamo, lino y calabaza. También piñones, nueces, pecanas y cacahuetes.
  • Ghee, aceite de coco, de palma y de sésamo.
  • Miel.

Asimismo, se valora mucho la forma en que estos se preparan y se consumen. Esto es así, ya que algunos procesos restan o suman prana. Por ejemplo los alimentos crudos y frescos tienen más energía pránica que los cocinados. En este último caso, lo mejor es cocer justo antes de consumir y en el menor tiempo posible.

Los frutos secos y las semillas deben comerse crudas y, si es posible, remojadas. Además, en referencia a los cereales integrales y las legumbres, es preferible germinar o remojar antes de someter al proceso de cocinado.

Alimentos pránicos positivos
Las legumbres y los vegetales cobran un papel principal en la dieta pránica.

Alimentos negativos

En este grupo se encuentran todas aquellas sustancias con una actividad tanto sedante como estimulante. Cuando son ingeridos aportan componentes que roban o extraen el prana, además de promover un estado de nerviosismo, inquietud mental, conciencia apagada y falta de energía a largo plazo.

Entre ellos se encuentran las siguientes opciones:

  • Bebidas como el café, el té o el alcohol.
  • El ajo, la cebolla, los puerros y las berenjenas.
  • Los chiles, el pimiento picante y la asafétida (planta picante muy usada en la elaboración de chutneys).

Dentro de este grupo también se hallan presentes el pescado, la carne y los huevos. De todos modos, algunas fuentes consideran que no son tan perjudiciales si se ingieren de vez en cuando, y nunca crudos.

Alimentos calificados como neutros

En este grupo solo entran los tomates y las patatas. En principio, no tienen acción sobre la energía vital, pero en algunos casos puede aparecer sensación de letargia tras su consumo.

¿Qué dice la ciencia sobre la dieta pránica?

Por el momento no existen estudios que puedan evaluar los posibles efectos positivos en la salud tras adoptar la dieta pránica. Pero en su base se encuentran frutas, verduras, granos integrales, legumbres, frutos secos y aceite. Dichos alimentos, se consideran saludables y sí hay evidencias de sus beneficios.

Una dieta con importante presencia de vegetales, fibra, grasas saludables y alimentos enteros se ha relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas. Entre ellas se incluyen la cardiopatía isquémica, la diabetes tipo 2, la hipertensión, la obesidad y ciertos tipos de cáncer.

Además, también hace hincapié en la calidad de estos productos, el cultivo, la cercanía y la forma de cocinarlos. Incluso, valora la forma de comerlos, ya que debe ser lenta, sin pausa y siempre que se tenga hambre y se haya digerido la comida anterior.

En referencia a los alimentos considerados negativos, existe evidencia científica sobre la conveniencia de reducir la ingesta de carne roja y carne procesada. También de los efectos negativos que los alimentos procesados y con azúcar añadido tienen en el organismo.

El resto de componentes de este grupo como el pescado, las solanáceas, el ajo, las cebollas o el chili picante tienen nutrientes y pigmentos que son beneficiosos. Por este motivo, salvo algunas excepciones, pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, no es posible evaluar sus consecuencias en la energía vital más allá de las experiencias personales.

¿Qué dice la ciencia sobre la dieta pránica?
Las evidencias sobre la dieta pránica son limitadas. Sin embargo, hay estudios que hablan de los beneficios de los alimentos que la componen.


Los alimentos pránicos positivos son saludables y pueden ser la base de tu alimentación diaria

Se desconocen los ideólogos y los orígenes de la dieta pránica. Pero se puede decir que su práctica está muy relacionada con el yoga y el ayurveda, dos disciplinas con mucha tradición, encaminadas a potenciar el bienestar físico, mental y espiritual.

Sus alimentos recomendados tienen cabida en una dieta saludable y equilibrada para cualquier persona. A día de hoy son muchos los expertos y planes alimentarios que promueven la ingesta de verduras, frutas, legumbres, alimentos integrales, proteínas magras y grasas saludables.

Además, el consumo moderado de huevos, pescado, carne o derivados lácteos también es positivo, siempre y cuando sean bien tolerados. Eso sí, hay que recordar que cualquier modelo de alimentación debe ir de la mano de hábitos saludables para poder lograr un cambio real en la salud.

Te podría interesar...
Descubre la dieta hindú
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Descubre la dieta hindú

Debemos tener mucho cuidado con la alimentación que llevamos. En este post te contamos sobre la dieta hindú, que se basa en las tradiciones de este...



  • BMJ. New evidence links ultra-processed foods with a range of health risks. Mayo 2019.
  • Muñoz Muñoz J.M. Medicina ayurveda: definiciones, principios y práctica contemporánea. Escuela Superior de Ayurveda. Julio 2021.
  • Payyappallimana U, Venkatasubramanian P. Exploring ayurvedic knowledge on food and and health for providing innovative solutions to contemporary healthcare. Frontiers in Public Health. Marzo 2016. 4:57.
  • Rao R.V. Ayurveda and the science of aging. Journal of Ayurveda and Integrative Medicine. Julio-Septiembre 2018. 9(3): 225-232.
  • Srinivasan TM. Prana and electrons in health and beyond. International Journal of Yoga. Enero-Junio 2014. 7(1): 1-3.
  • Vasanto M, et al. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: vegetarian diets. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Diciembre 2016. 116(12): 1970-1980.
  • World Health Organization. Cancer: carcinogenicity of the consumption of red meat and processed meat. Octubre 2015.