Receta de pato a la naranja: paso a paso

El pato a la naranja es un plato sencillo, delicioso y bajo en calorías. Descubre el paso a paso sobre cómo prepararlo y algunos de los beneficios que aporta en este artículo.
Receta de pato a la naranja: paso a paso
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe el 09 Junio, 2021.

Última actualización: 09 Junio, 2021

El pato a la naranja es un platillo delicioso que puedes preparar para sorprender a tus seres queridos. Se trata de una receta del más clásico repertorio de la cocina francesa que, a diferencia de lo que muchos creen, es fácil de preparar.

Además, la carne de pato tiene un sabor marcado y su piel horneada es una auténtica delicia. Sigue leyendo y aprende la preparación.

Receta de pato a la naranja

Te sorprenderá lo exquisito que es este platillo. De hecho, lo más sorprendente que tiene es su salsa: una combinación entre dulce y amargo que acompaña de manera perfecta al sabor y textura de esta carne.

Los ingredientes para su elaboración son básicos y el proceso sencillo. Se trata de lograr una mezcla entre la naranja con parte del líquido del asado de pato y una copita de brandi. A continuación te detallamos lo que vas a necesitar

Ingredientes generales

  • 1 naranja mediana.
  • 150 mililitros de brandi.
  • 100 mililitros de zumo de naranja.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen.
  • 1 pato entero limpio de 1,5 kilogramos, aproximadamente.
  • Condimentos: sal a gusto, una pizca de romero y de tomillo.

Para la salsa

  • Ralladura de 1 naranja.
  • 1 cucharada sopera de azúcar.
  • 50 mililitros de vinagre de manzana.
  • 1 cucharadita de postre de fécula de maíz.
  • 200 mililitros de caldo de pato (lo obtienes del pato horneado).
Pechuga de pato.
El pato es una carne blanca que no difiere mucho en su preparación y horneado si lo comparamos con el pollo.

Paso a paso para la elaboración

La preparación y horneado del pato debes hacerlo siguiendo estos pasos:

  1. En primer lugar, pela una naranja y córtala en 4 partes. Colócala en un bol y deja que se macere durante 1 hora con el vaso de brandi.
  2. Mientras tanto, limpia el pato de restos de grasa que pueda tener. Hazlo también por dentro. Cuando termines, comienza a salar por el interior y rellénalo con la naranja que dejaste macerar.
  3. Coloca la carne en una bandeja profunda que sea apta para horno, añade sal por el exterior y riega con el líquido de la maceración. Agrega también la cucharada de aceite de oliva virgen extra. Esparce con las manos por todo el pato para que tome sabor.
  4. Ahora es momento de colocar en el horno a 200 grados centígrados. Por lo general, se cocina en 1,5 horas, pero este tiempo puede ser variable. A mitad del proceso retira el pato y vuelve a regar; esta vez con sus propios jugos y con el resto del brandi. Cubre con papel de aluminio para evitar que se cocine demasiado.
  5. Mientras esperas que la cocción se complete, corta la piel de la naranja (intenta no usar la parte blanca) en tiras finas y llévala 2 minutos a un recipiente con agua hervida. Este proceso, que se denomina blanqueado o escaldado, eliminará el sabor amargo. Escurre la cáscara de naranja y reserva.

Por otro lado, vas a preparar la salsa agridulce de la siguiente manera:

  1. Coloca en una sartén el azúcar, enciende la cocina a fuego corona y cocina hasta que se forme el caramelo. Con cuidado para que no te quemes, agrega el vinagre, la fécula de maíz y el zumo de naranja. Revuelve y continúa la cocción hasta que se haya reducido a la mitad.
  2. Cuando sea momento de retirar el pato, recoge con un cucharón el jugo resultante del horneado y agrégalo a la salsa. Para evitar que se enfríe vuelve a tapar la carne con el papel de aluminio.
  3. También incorpora las tiras que habías reservado en la sartén, la ralladura de naranja y cocina 5 minutos más. Pasado este tiempo, la salsa estará lista.

Luego que hayas finalizado con los pasos anteriores es momento de servir el pato a la naranja. Lo ideal sería que lo troces y lo sirvas con abundante salsa por encima. Puedes acompañar con una ensalada fresca o con papas.

Beneficios de la carne de pato

El pato se encuentra entre los alimentos de la categoría de las carnes y derivados. Más precisamente, pertenece al grupo de las carnes de aves.

Entre los beneficios que puede tener el consumo de este alimento se pueden mencionar varios. Y es que tiene distintos principios nutritivos que son los responsables de los efectos positivos en el organismo.

En relación a ello, el libro de la Fundación Española de Nutrición señala que 100 gramos de carne de pato aportan los siguientes nutrientes:

  • 2 miligramos  de hierro.
  • 22 gramos de proteínas.
  • 14 gramos de grasa.
  • 10 miligramos de calcio.
  • 280 miligramos de potasio.
  • 2,7 miligramos de zinc.
  • 15 miligramos de magnesio.
  • 24 microgramos de vitamina A.
  • 1,6 microgramos de vitamina B5.
  • 3 microgramos de vitamina B12.

Aporta proteínas de calidad

En primer lugar, el pato es un alimento fuente de proteínas de alto valor biológico. Ello quiere decir que las unidades proteicas estructurales que la componen tienen todos los aminoácidos necesarios para el organismo. Entre las funciones que tiene este nutriente se puede mencionar que forma los tejidos y fortalece el sistema inmunitario.

Carne de pato frita.
El pato aporta vitaminas y minerales. Por tratarse de una carne bastante magra, también se destaca que es baja su contribución en grasas poco saludables.

Favorece el funcionamiento celular

Los minerales que aporta, sobre todo el zinc, el selenio, el potasio y el magnesio, desempeñan un importante papel en el funcionamiento celular. Asimismo, las vitaminas y minerales estimulan el funcionamiento del sistema inmunitario y el correcto desempeño de la tiroides.

Protege el sistema nervioso

La vitamina B5 o ácido pantoténico, junto a la vitamina B12 o cobalamina, colaboran con el funcionamiento del sistema nervioso. La función de las mismas es favorecer los estímulos químicos necesarios para que sea posible enviar las señales neuronales.

El pato a la naranja es un platillo saludable

Además de que este platillo es una auténtica delicia, no se requiere demasiado esfuerzo en su preparación. Como habrás comprobado, lo único que podría tener en contra es que necesita tiempo de horneado.

Por otro lado, la carne de esta ave aporta beneficios a la salud y el proceso de cocción que lleva hace que sea una comida baja en calorías, lo que significa que el pato a la naranja se puede comer con tranquilidad dentro de una alimentación saludable. Apunta lo que necesitas y anímate a preparar la receta.

Te podría interesar...
Beneficios de la carne de pato en tu dieta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Beneficios de la carne de pato en tu dieta

La carne de pato contiene nutrientes esenciales para asegurar un correcto estado de salud, entre los que se encuentra la vitamina A.