5 recetas de dips veganos

"Dipear" se ha convertido en una palabra nueva del diccionario gastronómico. Las salsas para mojar están de moda y son algo original y delicioso que poner en la mesa. Te tentamos con estas 5 recetas de dips veganos.
5 recetas de dips veganos
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 13 julio, 2021.

Última actualización: 13 julio, 2021

Existe un abanico infinito de posibilidades para preparar dips veganos deliciosos; ideales para mojar pan, tostadas o verduras de todo tipo. Unos platos que puedes añadir fácilmente a tus almuerzos o cenas de verano.

En este artículo hemos recopilado 5 opciones diferentes con todos los ingredientes, sabores y texturas posibles. Todas son muy fáciles de preparar, así que te animamos a empezar y descubrir sus infinitos usos en la cocina.

¿Qué son los dips veganos?

Con el nombre de dip se conocen aquellas salsas de consistencia un poco más espesa en las que se pueden mojar alimentos sólidos. Se suelen servir como acompañamiento y son diferentes a otras más adecuadas para bañar, untar o cocinar.

Un ejemplo bien conocido es el guacamole o salsa a base de aguacate, cebolla y tomate con la que se suelen combinar los nachos. Y es que muchos de ellos se pueden elaborar con verduras, legumbres o frutos secos.

Por esto no es difícil preparar diversas opciones de dips veganos. Los hay en recetarios de todo el mundo y, como podrás ver en las siguientes propuestas, combinan los ingredientes y condimentos más variados. Te contamos cómo hacerlos y te ofrecemos ideas para servirlos.

1. Muhammara

Esta crema para untar es tradicional de la cocina de Oriente Medio. El sabor ahumado de los pimientos asados contrasta con el dulce que aporta la melaza de granada. Una combinación perfecta para empezar a preparar nuestros dips veganos.

Para elaborar unas 12 raciones se necesita lo siguiente:

  • Perejil fresco.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 tazas de nueces peladas.
  • 1 cucharada de postre de sal.
  • 3 botes de pimientos asados (entre 900 gramos y 1 kilo en total).
  • 2 cucharadas soperas de melaza de granada y 2 de zumo de limón.
  • 1/4 de cucharadita de pimentón rojo y un poco más para decorar.

Para comenzar, abrir los botes de los pimientos y drenar todo el líquido. Introducir en un vaso de batidora o procesador de alimentos y agregar los dientes de ajo pelados, las nueces, la melaza, el zumo de limón, la sal y el pimentón.

Batir todo junto entre 30 segundos y 1 minuto, justo para obtener una mezcla de consistencia cremosa. Verter en uno o dos boles más pequeños y dejar reposar unas 2 horas a temperatura ambiente. Decorar con el perejil picado y un poco más de pimentón rojo espolvoreado.

Servir acompañado de pan de pita cortado en tiras para degustarlo en su forma tradicional. Aunque esta salsa también es perfecta para montar unos canapés, rellenar tartaletas o bien preparar unos bocadillos vegetales.

Si lo prefieres, prepara los pimientos en casa asándolos al horno hasta que están bien blandos. En este caso, se necesitan unos 6 pimientos rojos grandes. La melaza de granada se encuentra en tiendas especializadas, pero también se puede sustituir por otra melaza o un poco de miel.

Pan marroquí o pita para untar dip vegano.
Si preparas esta salsa tradicional de Oriente, puedes untar pan marroquí o pan pita.

Combina esta receta con Pan marroquí casero


2. Crema de cacahuete picante

Gracias al protagonismo principal de los frutos secos, esta salsa para mojar tiene una consistencia bastante espesa, así que también es perfecta para untar.

Los ingredientes necesarios para rellenar un frasco de unos 400 mililitros son los siguientes:

  • 1 guindilla roja.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 200 mililitros de leche de coco.
  • 150 gramos de mantequilla de cacahuete.
  • El zumo de una lima (una cantidad aproximada de unos 40 mililitros).

Para prepararlo, empezar por pelar los dientes de ajo y retirar el tallo de la guindilla. A continuación, verter todos los ingredientes en un vaso de batidora o recipiente alto. Batir con fuerza hasta obtener una mezcla homogénea.

Esta crema tiene un sabor destacado que se potencia más cuando se deja reposar durante un día. Por ello, combina bien con alimentos más neutros, como unos panecillos blancos, unas verduras asadas al horno o unas brochetas de tofu o pollo a la plancha.

3. Dip vegano de cebolla caramelizada

Esta receta es muy típica de Estados Unidos, pero en su elaboración se usan ingredientes fáciles de encontrar en cualquier supermercado o tienda del barrio. Para prepararlo van a ser necesarios los siguientes ingredientes:

  • 1/4 de cucharadita de sal.
  • 2 cucharaditas de salsa de soja.
  • 6 cebollas troceadas en juliana.
  • 1/2 vaso de vino blanco (opcional).
  • 450 gramos de queso crema vegano.
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cucharadas de azúcar moreno, de coco o panela.
  • 2 tazas de crema agria vegana o crema para cocinar.

El primer paso es poner una sartén con aceite al fuego y añadir la cebolla (pelada y cortada en juliana), el azúcar, la sal y el vino. Dejar cocer a fuego fuerte hasta que se evapora el vino, removiendo con frecuencia. Después tapar y dejar 15 minutos más para que caramelice la cebolla.

A continuación, echar el queso crema y mezclar mientras se derrite y combina del todo con la cebolla. Añadir la crema para cocinar, la salsa de soja y la pimienta. Remover bien e integrar los ingredientes. Dejar entre 3 y 5 minutos para que espese.

Servir de inmediato o un poco templado. La mejor forma de comerlo es untado en unas tostadas, biscotes finos o incluso en cualquier tipo de galleta salada.

4. Hummus de alubias blancas

Estas es una versión del hummus tradicional preparado con garbanzos. La presencia de tomillo y albahaca le aporta un toque de frescor ideal para las cenas de verano.

Estos son los ingredientes y cantidades indicadas para elaborar 2 tazones de crema de alubias:

  • Pimienta negra.
  • 2 cucharadas soperas de tahini.
  • 1/2 cucharadita de postre de sal.
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
  • 1/2 cucharadita de postre de mostaza.
  • 1 diente de ajo picado o cortado en láminas.
  • 2 tazas de alubias blancas cocidas (en conserva o preparadas en casa).
  • 2 cucharadas de postre de hojas de tomillo y 2 cucharadas soperas de albahaca picadas finas.

En una batidora o máquina para triturar añadir todos los ingredientes, excepto las hierbas frescas. Batir hasta que está todo integrado y con una textura suave. Se puede añadir un poco de agua si se prefiere una crema un poco menos densa.

En el último momento agregar las hojas frescas y triturar un poco, justo para integrarlas con el resto del puré. Este se puede servir acompañado de todo tipo de vegetales cortados en tiras, como pimientos, zanahorias, pepinos o apios.

Además, también es posible usarlo como relleno de unos mini pimientos frescos, unas endivias, unos tomates cortados por la mitad o unas tartaletas de hojaldre.


Quizás te interesa conocer 7 recetas de hummus diferentes


5. Dips de espinacas y alcachofas

Dejamos para el último lugar uno de los más conocidos y sabrosos dips. La combinación de ambas verduras te sorprenderá gratamente, así como su textura suave y cremosa.

Los ingredientes necesarios son los siguientes:

  • Pimienta negra.
  • 1 o 2 dientes de ajo.
  • 3 cucharadas de zumo de limón.
  • 3/4 de taza de anacardos crudos.
  • 3/4 de cucharada de postre de sal.
  • 1/2 cucharada de postre de mostaza.
  • 2 tazas de hojas de espinacas frescas.
  • 3/4 de taza de cualquier bebida vegetal sin edulcorar.
  • 2 tazas de corazones de alcachofa en conserva o congelados.

Antes de empezar, precalentar el horno a 180 grados centígrados. Mientras, añadir los anacardos, la bebida vegetal, el zumo de limón, el ajo, la sal, la mostaza y la pimienta al gusto en una máquina para triturar o licuadora. Batir todos los ingredientes hasta que queda bien suave.

Agregar las espinacas y las alcachofas y volver a batir. En este caso, dar tan solo unos leves toques con la máquina, pues de este modo la crema tiene un poco más de cuerpo con algunos trozos de verdura más gruesos.

Verter el contenido en una bandeja apta para horno y calentar durante 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, retirar del calor y atemperar unos 5 minutos. Entonces, ya está listo para servir, acompañado de unas verduras cocidas al dente o unas tostadas de pan bien finas.

Jugo de espinacas.
Las espinacas son verduras con una gran capacidad para convertirse en jugos, cremas y dips.

Los dips veganos gustan y sorprenden

Cualquier comida con invitados, informal o en el día a día, es buena para presentar los dips veganos detallados en este artículo. Una forma divertida y original de preparar un aperitivo o entrante diferente.

Cualquiera de ellos es perfecto para mojar hortalizas crudas, pan o patatas fritas. Pero si te gustan, puedes darles otros usos en la cocina y aprovechar para untar tostadas, bocadillos, rellenar verduras o acompañar segundos platos.

La mayoría de ellos son de baja dificultad de elaboración e incluso se pueden preparar con un día de antelación. Y ofrecen la posibilidad de aumentar la presencia de verduras y otros vegetales en la dieta diaria, aprovechando todos los nutrientes y beneficios que nos aportan.

Te podría interesar...
Cinco increíbles recetas de dips de frutas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cinco increíbles recetas de dips de frutas

Entre las recetas muy fáciles, divertidas y deliciosas de dips, se encuentra una propuesta de dips de frutas. En este artículo te traemos algunas r...