Té de sábila o Aloe vera: beneficios, para qué sirve y cómo prepararlo

Fácil de preparar y con propiedades beneficiosas para la salud, el té de «Aloe vera» es una bebida caliente y reconfortante que debes aprovechar. Descubre sus beneficios y cómo tomarla.
Té de sábila o Aloe vera: beneficios, para qué sirve y cómo prepararlo
Anna Vilarrasa

Revisado y aprobado por la nutricionista Anna Vilarrasa.

Última actualización: 01 junio, 2024

El té de sábila es una bebida reconfortante y fácil de preparar que mantiene las numerosas propiedades saludables de esta planta. Antioxidantes, vitaminas y otros compuestos beneficiosos se combinan en una taza de líquido caliente con efectos positivos para la salud.

El Aloe vera, también conocido como sábila, es el nombre de una planta suculenta con amplio uso medicinal. Rica en polifenoles y con numerosas propiedades curativas, ha llevado a que se la utilice de diversas maneras para promover la salud y proteger el cuerpo del daño celular. 

Beber esta planta en infusiones es una manera sencilla de aprovechar sus propiedades. Descubre los numerosos beneficios de tomar té de Aloe vera, aprende cómo puedes prepararlo y encuentra algunas recomendaciones sobre su consumo para mejorar tu bienestar general.

11 beneficios del té de sábila o Aloe vera

El té de Aloe vera es una opción popular entre aquellos que buscan mejorar su bienestar de manera natural. Estos son algunos de sus beneficios para la salud:

1. Promueve la pérdida de peso

Beber y llenar el estómago con líquido provocaría un efecto de saciedad que ayuda a sentirse más lleno y no tener tanta hambre.

2. Depura el organismo

Tomar una infusión de Aloe vera o sábila, ayuda a los órganos encargados de la depuración a funcionar mejor.

3. Promueve una buena hidratación

El alto contenido de agua en el té de sábila o Aloe vera, ayuda a mantener una adecuada hidratación corporal.

4. Favorece la salud bucal

Consumir o enjuagar la boca con té de sábila puede ayudar a reducir la inflamación de las encías y prevenir problemas como la gingivitis.

5. Proporciona vitaminas y minerales esenciales

El Aloe vera o sábila es fuente de vitaminas A, B, C y E y de minerales como magnesio, zinc, calcio, sodio, potasio y hierro.

6. Reduce la inflamación en el cuerpo

sus componentes antinflamatorios pueden ser beneficiosos para personas con enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis.

7. Beneficia la salud de la piel

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes pueden ayudar a reducir las arrugas, el envejecimiento prematuro y problemas como el acné y la psoriasis.

8. Cuida la salud cardiovascular

Aunque son necesarios más estudios, el gel de sábila favorecería la salud cardiovascular en general, ya que contribuiría a regular la presión arterial, controlar los niveles de colesterol en sangre y prevenir la ateroesclerosis.

9. Fortalece el sistema inmunológico

Gracias a su contenido de antioxidantes y vitaminas, el té de sábila ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, aumentando la resistencia del cuerpo a infecciones y enfermedades comunes como resfriados y gripe. 

10. Regula los niveles de azúcar en sangre

Aunque son necesarios más estudios, el consumo de Aloe vera ayudaría a reducir los niveles de azúcar en sangre, lo puede ser beneficioso para personas con diabetes y prediabetes.

11. Mejora la digestión

Esta infusión es ideal para quienes sufren de gases, ardor o hinchazón. Sus propiedades antinflamatorias y laxantes ayudan a normalizar el proceso digestivo, prevenir el estreñimiento y aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII).

El té de sábila es una bebida versátil y beneficiosa que puede integrarse con facilidad en la dieta diaria para mejorar la salud y el bienestar general.


¿Cómo tomar el té de Aloe vera?

Para aprovechar las propiedades del té de sábila, se debe consumir con moderación y prestar atención a los beneficios y a los efectos adversos. Comienza bebiendo una pequeña cantidad para evaluar cómo lo tolera tu cuerpo. Esto es importante cuando introduces un nuevo elemento a tu dieta.

Se recomienda beber una taza de té de sábila al día. Consumir más de esta cantidad no necesariamente aportará más beneficios y podría causar efectos adversos.

Además, es aconsejable consumir el té de Aloe vera durante un máximo de dos semanas continuas. Después de este período, es conveniente hacer una pausa para evitar posibles efectos secundarios, evaluar sus efectos y permitir que el cuerpo se ajuste.

Beber demasiado té de sábila puede tener efectos laxantes, causando deshidratación y desequilibrios electrolíticos. Si experimentas síntomas gastrointestinales, considera reducir la frecuencia a cada dos o tres días o suspender su ingesta.

,Dialoga sobre el consumo de Aloe vera con tu médico en especial si tienes condiciones de salud preexistentes o estás tomando otros medicamentos. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios en la dieta.

¿Cómo usar el Aloe vera para preparar té?

El Aloe vera está disponible en la naturaleza. Contar con una planta y poder tomar el gel fresco de una hoja es la manera más simple y económica de aprovechar sus propiedades. Para preparar el té de sábila deberás extraer la sustancia gelatinosa que contiene el interior de la hoja. Para aprovecharlo podrás licuarlo, triturarlo, batirlo o cortarlo en cubos y añadirlo a la infusión.

También puedes obtener el jugo del Aloe vera comercializado en las tiendas naturistas. En estos casos, solo tendrás que añadir el contenido de estas botellas a tu bebida caliente habitual.

Algunas de estas presentaciones listas corren el riesgo de contener una cantidad baja de sábila y estar cargado de azúcares o conservantes. Si eliges comprar el preparado deberás acudir a tiendas especializadas y asegurarte de buscar una marca confiable que contenga 99 % de Aloe vera.



¿Cómo hacer el té de sábila o Aloe vera?

Preparar té de sábila en casa es simple y requiere pocos ingredientes. Aquí tienes algunas recetas para hacer infusiones de Aloe vera.

Receta básica de té de Aloe vera

Para realizar un té de sábila necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 1 cucharada de gel de sábila
  • Miel o limón al gusto (opcional)

Instrucciones

  1. Lava bien la hoja de sábila, quita las espinas y retira la cáscara.
  2. Retira los trozos de gel transparente con una cuchara, lávalos bien y apártalos en un bol. Asegúrate de retirar la sustancia amarillenta que tiene alrededor, pues este compuesto puede resultar tóxico si se consume en grandes cantidades.
  3. Hierve el agua en una olla.
  4. Agrega el gel de sábila al agua hirviendo y cocina a fuego lento durante unos minutos.
  5. Revuelve para que el gel se disuelva.
  6. Cuela el té para eliminar residuos sólidos y sirve.
  7. Puedes añadir miel o limón al gusto para mejorar el sabor.
  8. Deja reposar cinco minutos y disfruta.
Calcula aproximadamente una cucharada de gel de Aloe vera por cada taza de agua que desees preparar.

Infusión de jengibre y sábila para el tránsito intestinal

La infusión de jengibre y Aloe vera es una combinación que puede aportar beneficios para el tránsito intestinal y la inflamación abdominal. Esta mezcla aprovecha las propiedades antiinflamatorias del jengibre y el Aloe vera.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 cucharada de pulpa transparente de una hoja de Aloe vera

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes en una olla y cocina a fuego lento durante 15 minutos
  2. Retira del fuego y deja reposar durante 10 minutos.
  3. Cuela el té y disfruta esta infusión en tu taza preferida.

Áloe vera y té verde

Otra buena opción para tomar sábila es combinarlo con té verde. Ingerir esta infusión en ayunas podría ayudarte a adelgazar, mejorar el tránsito intestinal y tener más energía al inicio de tu jornada.

Ingredientes

  • 1 taza de agua caliente
  • Pulpa de sábila triturada
  • Té verde en bolsita, a granel o en polvo

Procedimiento

  1. Prepara el té verde mezclando este ingrediente con el agua caliente.
  2. Agrega los trozos de la pulpa de sábila.
  3. Deja que repose unos 3 minutos y ya podrás tomarlo.

También puedes refrigerar esta infusión y beberla como un té helado.

Posibles efectos secundarios del té de sábila o Aloe vera

En general, tomar un poco de té hecho con el gel transparente de sábila suele ser seguro. Pero su consumo excesivo puede causar los siguientes efectos secundarios:

Por otra parte, el consumo del látex, que es la sustancia amarilla o amarronada ubicada bajo la piel de las hojas, puede ser peligroso. Este componente tiene propiedades laxantes y puede causar efectos adversos severos, como insuficiencia renal aguda, hepatitis tóxica y, en dosis elevadas, podría aumentar el riesgo de cáncer.

Contraindicaciones

Aunque beneficioso para muchos, el té de Aloe vera no es adecuado para todas las personas.  Aquellos que deben evitar su consumo incluyen:

  • Niños pequeños
  • Personas con enfermedades renales
  • Pacientes con enfermedades cardíacas
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia
  • Personas que siguen un tratamiento con fármacos, como anticoagulantes, antidiabéticos orales, laxantes o diuréticos.
Ingerir Aloe vera durante el embarazo o la lactancia puede ser peligroso y debe evitarse.

Té de sábila o Aloe vera: una bebida beneficiosa

El té de sábila o Aloe vera es una bebida que ofrece numerosos beneficios para la salud. Sin embargo, es importante consumirlo con moderación y estar consciente de sus posibles efectos secundarios.

Preparar este té en casa es fácil y puede ser una excelente adición a tu rutina diaria de salud. Pero es aconsejable hablar con tu médico sobre la incorporación de este ingrediente a tu dieta para asegurarte de que sea seguro y beneficioso.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Guo, X., & Mei, N. (2016). Aloe vera: A review of toxicity and adverse clinical effects. Journal of Environmental Science and Health, Part C34(2), 77-96. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10590501.2016.1166826
  • Hęś, M., Dziedzic, K., Górecka, D., Jędrusek-Golińska, A., & Gujska, E. (2019). Aloe vera (L.) Webb.: natural sources of antioxidants–a review. Plant Foods for Human Nutrition74, 255-265. https://link.springer.com/article/10.1007/s11130-019-00747-5
  • Luo, X., Zhang, H., Wei, X., Shi, M., Fan, P., Xie, W., ... & Xu, N. (2018). Aloin suppresses lipopolysaccharide-induced inflammatory response and apoptosis by inhibiting the activation of NF-κB. Molecules23(3), 517. https://www.mdpi.com/1420-3049/23/3/517
  • Panahi, Y., Khedmat, H., Valizadegan, G., Mohtashami, R., & Sahebkar, A. (2015). Efficacy and safety of Aloe vera syrup for the treatment of gastroesophageal reflux disease: a pilot randomized positive-controlled trial. Journal of Traditional Chinese Medicine35(6), 632-636. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0254627215301515
  • Sabbaghzadegan, S., Golsorkhi, H., Soltani, M. H., Kamalinejad, M., Bahrami, M., Kabir, A., & Dadmehr, M. (2021). Potential protective effects of Aloe vera gel on cardiovascular diseases: A mini‐review. Phytotherapy Research35(11), 6101-6113. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/ptr.7219
  • Sonawane, S. K., Gokhale, J. S., Mulla, M. Z., Kandu, V. R., & Patil, S. (2021). A comprehensive overview of functional and rheological properties of aloe vera and its application in foods. Journal of Food Science and Technology58, 1217-1226. https://link.springer.com/article/10.1007/s13197-020-04661-6
  • Sujatha, G., Kumar, G. S., Muruganandan, J., & Prasad, T. S. (2014). Aloe vera in dentistry. Journal of clinical and diagnostic research : JCDR8(10), ZI01–ZI2. https://doi.org/10.7860/JCDR/2014/8382.4983 
  • Tanaka, M., Misawa, E., Yamauchi, K., Abe, F., & Ishizaki, C. (2015). Effects of plant sterols derived from Aloe vera gel on human dermal fibroblasts in vitro and on skin condition in Japanese women. Clinical, cosmetic and investigational dermatology, 95-104. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.2147/CCID.S75441

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.