9 alimentos que puedes comer cuando padeces cálculos en la vesícula

Aunque cuando son pequeñas no suelen presentar problemas, las piedras en la vesícula pueden provocarnos problemas de salud importantes. Algunos alimentos pueden ayudar a prevenir su aparición.
9 alimentos que puedes comer cuando padeces cálculos en la vesícula
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 22 julio, 2022

Las piedras biliares pueden ocasionar algunos síntomas muy molestos en las personas que los padecen. La dieta y otros hábitos juegan un papel importante en su mejoría, por lo que resulta muy interesante conocer qué alimentos comer con cálculos en la vesícula.

La aplicación de unos hábitos dietéticos saludables se ha mostrado positiva en su prevención. A continuación te desvelamos algunos de los detalles más importantes así como 9 alimentos que no pueden faltar en este tipo de dietas.

Qué son los cálculos biliares

Se trata de unos depósitos duros dentro de la vesícula biliar cuyo tamaño puede ser tan pequeño como un grano de arena o tan grande como una pelota de golf.

Son muy habituales en la población femenina, aunque también los pueden desarrollar los hombres, en especial a partir de los 40 años.

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de padecerlos son los antecedentes familiares, la diabetes, el sobrepeso, el sedentarismo, los embarazos, las dietas con grasas abundantes o las pobres en fibra.

A menudo, los cálculos en la vesícula se descubren en radiografías de rutina o procedimientos quirúrgicos, dado que cuando son muy pequeños no suelen presentar síntomas contundentes.

Sin embargo, cuando las durezas aumentan de tamaño o se mueven, pueden bloquear o alojarse en el conducto que drena la vesícula biliar. En este caso las señales que aparecen son notorias:

  • Fuerte sensación de dolor desde la mitad hacia la parte superior del abdomen. Este es repentino y pueda aumentar de forma rápida.
  • El dolor puede localizarse también en la parte baja del esternón.
  • Dolor en la espalda, justo entre las escápulas o en el hombro derecho.
  • Náuseas y vómitos.
Cálculos en la vesícula

Cuando no se padecen síntomas los cálculos biliares no suelen tratarse. Pero si se padece un ataque o se notan señales desagradables, es preciso consultar con el médico para evaluar la situación personal. La solución suele pasar por la cirugía o la disolución de los cálculos con la ayuda de medicamentos.

Alimentos para cálculos en la vesícula

Una dieta adecuada puede ayudar a prevenir la formación de piedras biliares así como disminuir algunos de sus síntomas digestivos. 

Existen algunos alimentos positivos para los cálculos en la vesícula y en la dieta deberían estar presentes algunos nutrientes como las grasas saludables y la fibra.

Sin embargo hay que tener en cuenta que estas indicaciones solo son válidas en la prevención y en aquellas personas que no padecen síntomas. En caso contrario los consejos dietéticos pueden variar y es preferible evaluar la situación con doctores y nutricionistas.

A continuación detallamos algunos de los alimentos que deberían ser protagonistas en una dieta para los problemas de la vesícula biliar.

1. Alcachofas

Las alcachofas contienen una sustancia conocida como cinarina que, tras ser absorbida, promueve el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

Nos aportan vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que estimulan la fabricación de la bilis. Además, mantienen una composición adecuada en la misma y mejoran el proceso de digestión de las grasas.

También, es un apoyo para la función intestinal, lo cual es clave para lograr un vaciado correcto de la bilis que se produce en la vesícula.

2. Semillas

Las semillas contienen fibra, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que resultan beneficiosos para los pacientes con piedras en la vesícula. Estos nutrientes esenciales evitan que el colesterol y la bilirrubina se acumulen.

A su vez, mejoran el proceso de digestión de las grasas ya que ayudan a mantener la bilis en niveles adecuados. Entre las más destacadas cabe mencionar las semillas de:

  • Lino.
  • Chia.
  • Girasol.
  • Sésamo.
Las semillas de lino se hicieron populares por sus propiedades adelgazantes.

3. Pomelo

El pomelo es una fruta cítrica con un bajo aporte de calorías y un alto contenido de vitamina C. Además este tipo de frutas contienen un tipo de terpeno (el D-limoneno) que podría ayudar a disolver las piedras de colesterol.

No obstante, en una dieta para mejorar esta condición todas las frutas son positivas, así que no conviene abusar de ninguna de ellas.

Tampoco es aconsejable hacer ningún tipo de cura a base de jugo de pomelo o de otras frutas para eliminar las piedras en la vesícula. No existe evidencia sobre su efectividad ni sobre su seguridad.

4. Pimientos

La presencia de sustancias antioxidantes y antiinflamatorias en los pimientos hace que sean buenos aliados de la salud de la vesícula biliar y el hígado.

Su consumo, en crudo siempre que sea posible, equilibra la producción de jugos biliares y apoya el proceso de digestión de las grasas. También aportan una cantidad considerable de vitamina C, por encima incluso de algunos cítricos y otras frutas.

5. Avena

Por su alto contenido de fibra dietética, la avena es uno de los mejores alimentos para las piedras en la vesícula y para prevenir su aparición. En la dieta deben estar presentes otros granos y derivados integrales como pan, pasta, quinoa o trigo sarraceno.

Tras ser absorbida en el organismo, facilita el control y la digestión del colesterol. Así evita que se quede retenido en la vesícula y el torrente sanguíneo.

La avena es uno de los cereales más nutritivos que contiene melatonina.

Durante su paso por el intestino captura la bilis y ayuda a utilizarla de forma óptima para una correcta digestión de las grasas.

6. Papaya

El consumo de frutas y verduras se ha relacionado de forma positiva con un menor riesgo de padecer piedras en la vesícula, como muestran algunos estudios. Por este motivo es positivo cubrir las 3 raciones diarias recomendadas, con papaya y otras frutas variadas.

La papaya contiene una enzima llamada papaína que ayuda a controlar la inflamación y apoya los procesos de desintoxicación.

Este compuesto activo promueve la salud hepática y de la vesícula biliar, disminuyendo la presencia de colesterol y otros tipos de lípidos.

A nivel digestivo, mejora los movimientos peristálticos y protege la flora intestinal, lo cual es clave para eliminar los desechos y optimizar la absorción de los nutrientes.

7. Aceite de oliva

Las grasas no deben eliminarse en este plan alimentario y, si no existen síntomas, tampoco deben reducirse respecto a las recomendaciones generales.

Pero conviene elegir las fuentes más saludables, como el aceite de oliva, el pescado azul o los frutos secos. Como señalan desde el Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y del Riñón, estas favorecen la contracción y el vaciado normal de la vesícula biliar.

8. Pollo y pavo

Entre las fuentes de proteínas más adecuadas se encuentran todas aquellas con una baja cantidad de grasas saturadas. Por esto, cuando se trata de carne, estas dos son las mejores opciones.

Deben combinarse con otras opciones que también son buenas como las legumbres, los huevos y el pescado (blanco y azul).

9. Nueces

De forma parecida a las semillas, las nueces y todo tipo de frutos secos son buenos alimentos para comer con cálculos en la vesícula. Aportan grasas buenas y fibra, sin olvidar el resto de nutrientes necesarios para el funcionamiento normal del organismo.

Según datos de un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology, las personas con una ingerían un puñado de frutos secos 5 veces a la semana tenían un menor riesgo de enfermedad por cálculos que las que comieron 1 vez a la semana.

Qué más tener en cuenta acerca de los alimentos que se pueden comer con cálculos en la vesícula

El plan alimentario que debe seguir una persona que tiene piedras en la vesícula biliar puede variar un poco según sus síntomas. Pero en general se considera que una dieta con abundantes frutas, verduras, granos integrales y grasas sanas es la mejor en esta situación. 

Todos ellos deben someterse a cocciones más bien ligeras: vapor, plancha, asados o salteados. Tampoco se aconseja usar aliños con aceite de oliva, vinagre, limón o hierbas aromáticas.

Las frituras, los quesos curados y las salsas muy grasas pueden desencadenar malestares digestivos y es mejor evitarlos. También algunos alimentos muy flatulentos pueden ser controlados según la tolerancia personal.

No obstante, es importante tener en cuenta que la aplicación de la dieta no reduce los cálculos ni los elimina. Por lo tanto es imprescindible seguir con los controles médicos y los consejos individuales para cada caso.

Asimismo, tan fundamental como los alimentos positivos para comer con cálculos en la vesícula, son aquellos que se deberían evitar.

Los expertos señalan que un patrón dietético considerado poco saludable podría aumentar la incidencia de esta enfermedad. Dicho patrón se caracterizaría por la presencia de grasas saturadas, exceso de sal, granos refinados, dulces y postres dulces, carne roja y snacks.

Por lo tanto todos ellos son alimentos que también deberían ser eliminados de la dieta en caso de ya padecer cálculos, aunque estos sean asintomáticos.

Qué más se puede hacer para evitar los cálculos en la vesícula biliar

Algunas de las causas o factores de riesgo de padecer este tipo de piedras no se pueden modificar. Pero otros están relacionados con el estilo de vida de forma muy directa, con lo que a través de pequeños cambios es posible incidir en ellos.

Estas son algunas de las recomendaciones complementarias a tener en cuenta:

  • Tener sobrepeso u obesidad puede aumentar las probabilidades de padecerlos. También en el caso de aquellas personas con un porcentaje elevado de grasa abdominal. Por este motivo es necesario mantenerse en un peso saludable.
  • Ahora bien, en relación a este tema, no es aconsejable perder peso de forma drástica. En esta situación el hígado libera más colesterol en la bilis y la vesícula biliar tiene más problemas para vaciarse. Estos dos hechos aumentan el riesgo de formación de piedras.
  • Cuando se padecen piedras en la vesícula biliar no se pueden hacer ayunos o pasar largas horas sin comer.
  • La actividad física regular es imprescindible, tanto para mantener el peso corporal adecuado como para mejorar la salud y el bienestar en general.

Aumenta la ingesta de alimentos que se pueden comer con cálculos en al vesícula

El consumo habitual de estos alimentos es una forma natural de hacerle frente a la formación de cálculos en la vesícula. Además podría ayudar a mejorar pequeñas molestias digestivas derivadas de su presencia.

No obstante, si se sospecha que se padece este problema o empeoran los síntomas, es imprescindible consultar con el/a médic/a. La aplicación de la dieta no sustituye las indicaciones y el tratamiento que este pueda indicar.

Te podría interesar...
5 bebidas herbales para prevenir cálculos renales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 bebidas herbales para prevenir cálculos renales

Los cálculos renales son una de las afecciones más dolorosas que existen. Además del tratamiento, es posible prevenir cálculos renales con bebidas ...



  • Ayán, N. L. Las virtudes de la alcachofa: De la huerta.
  • Bauer B. A. Gallbladder cleanse: a "natural remedy for gallstones? Mayo Clinic. Marzo 2022.
  • Bértola Compagnucci, A. (2017). Estudio de casos y controles de Enfermedad Colelitiásica (EC) y su relación con la alimentación.
  • Chú Lee, J. P., Chú Lee, Á., & Riofrio Mora, G. (2018). Medicina tradicional en las enfermedades metabólicas. Machala: Universidad Técnica de Machala.
  • Del Pozo, R., Mardones, L., Villagrán, M., Muñoz, K., Roa, S., Rozas, F., … & Muñoz, M. (2017). Efecto de una dieta alta en grasas en el proceso de formación de cálculos biliares de colesterol. Revista médica de Chile145 (9), 1099-1105.
  • De Vilanova, C. (2016). Guía para limpiar el hígado, la vesícula y los riñones. EDITORIAL SIRIO SA.
  • Mayo Clinic. Cálculos biliares. Agosto 2021.
  • Naseri K, Saadati S, et al. Healthy dietary pattern reduces risk of gallstones: results of a case-control study in Iran. International Journal of Preventive Medicine. Abril 2022. 13: 66.
  • National Institute of Diabetes, and Digestive and Kidney Diseases. Cálculos biliares. Noviembre 2017.
  • Soria Bustos, M. R. (2016). Beneficios de la intervencion nutricional en los pacientes con litiasis bibliar subsecuente Hospital Leon Becerra de Milagro 2015-2016 (Doctoral dissertation, Universidad de Guayaquil. Facultad de Ciencias Médicas. Escuela de Medicina).
  • Sun J. D-limonene : safety and clinical applications. Alternative Medicine Review. Septiembre 2007. 12 (3): 259-64.
  • Tsai Ch-J, Leitzmann L. F, et al. A prospective cohort study of nut consumption and the risk of gallstone disease in men. American Journal of Epidemiology. Noviembre 2004. 16 (19): 961-8.
  • Zhang J-W, Xiong J-P, et al. Fruits and vegetables consumption and the risk of gallstone disease. Medicine. Julio 2019. 98 (28): e16404.