Dieta para evitar quistes en los senos

Es de vital importancia realizarse cada mes el autoexamen de mamas tras la menstruación. Ante cualquier irregularidad detectada, acude al médico sin dilación. Cualquier problema detectado a tiempo suele tener más fácil solución.
Dieta para evitar quistes en los senos
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 05 agosto, 2022

La presencia de quistes en las mamas es una afección muy común, en especial entre mujeres mayores de 40 años. Muchos de esos nódulos y quistes son benignos. No obstante, para diferenciarlos del cáncer de mama, es necesario consultar al médico tan pronto como se detecte su presencia.

Una dieta balanceada podría ayudar a evitar los malestares que suelen traer consigo los nódulos y quistes no cancerosos. En este artículo, te damos algunos consejos que deberás tener en cuenta a la hora de diseñar tu propia dieta.

Quistes en los senos

Los quistes mamarios son sacos (redondos u ovalados) llenos de líquido que se forman dentro de las mamas. En general no suelen ser cancerígenos y se trata de una afección benigna.

Estos pueden aparecer en cualquier edad, pero son más comunes en mujeres de entre 30 y 40 años. También en aquellos casos de mujeres de edad más avanzada y sometidas a terapias hormonales.

Si no son molestos, grandes ni dolorosos estos no requieren ningún tipo de tratamiento, si bien es aconsejable estar alerta a su evolución. Tener quistes mamarios no aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.

En caso de ser necesario, retirar el líquido con una aguja puede ayudar a disminuir la presión y el dolor. Si continúan apareciendo y causando síntomas, existe la posibilidad de retirarlos mediante cirugía.

El tejido mamario puede sentirse nodular al tacto y esto es algo normal. No obstante, cuando se nota un nódulo nuevo que no desaparece, se mantiene por más de dos ciclos menstruales o se hace más grande, es necesario consultar con un/a médico/a. También cuando se noten cambios en la piel de uno o ambos senos.



Relación entre la dieta y los quistes en las mamas

Por el momento existe poca o muy poca evidencia de la existencia de dietas que puedan ayudar a prevenir los quistes en los senos. 

Entonces, como señalan desde la Asociación Canadiense del Cáncer, existen recomendaciones dietéticas que podrían ayudar, pero estas se deben a datos anecdóticos y no hay tratamientos dietéticos estandarizados.

Por lo tanto, teniendo en cuenta esta premisa, detallamos a continuación algunos consejos alimentarios que podrían ser útiles en caso de padecer quistes en las mamas.

Alimentos a evitar

Se debería reducir el consumo frecuente de embutidos y carnes rojas. Esta es una forma eficaz de reducir el consumo de grasas saturadas. Se cree que una ingesta baja de grasas, reduce la producción de hormonas responsables de la formación de quistes mamarios.

ensalada de frutas

Los alimentos con abundantes metilxantinas como el té negro, el café, las bebidas de cola y el chocolate, son reportados por muchas mujeres como causantes de dolor y molestias en los senos.

Sin embargo, de momento, no hay una posible relación establecida de su efecto en la aparición de la enfermedad fibroquística de la mama.

Por último, la aparición de quistes en las mamas estaría relacionado con cambios hormonales y niveles elevados de estrógenos.

Por este motivo sería recomendable reducir al máximo o moderar la presencia de alimentos como el alcohol y el pomelo (en determinadas presentaciones y concentraciones),

Alimentos a potenciar

Por el momento no se puede determinar con exactitud la existencia de alimentos que ayuden a prevenir los quistes mamarios.

Sin embargo, no está de más empezar con la mención de la importancia de adoptar un patrón alimentario saludable, del estilo de la dieta mediterránea por ejemplo.

Basar la alimentación en las frutas, verduras, legumbres, granos integrales, aceite de oliva, pescado azul y frutos secos es una de las bases para mantener una buena salud en general.

Asimismo, algunos nutrientes han sido citados como clave en el manejo de los síntomas y la posible prevención de este problema de salud:

  • La vitamina D podría estar asociada a la aparición de diferentes tipos de nódulos en los senos, tanto benignos como cancerígenos. Esto se habría observado en diferentes estudios, como este publicado en el International Journal of Surgery Science. Esta vitamina se encuentra presente sobre todo en el pescado azul (trucha, caballa, atún, etc.). La yema del huevo y el queso contienen cantidades menores.

 

Grupo de distintas vitaminas.
  • El aceite de linaza y la vitamina E podrían ayudar a aliviar las molestias y los nódulos. Si bien los estudios se han llevado a cabo con suplementos, incluirlos en forma de alimento puede ser una opción válida. El aceite de linaza se puede usar en frío para aderezar todo tipo de platos y la vitamina E se encuentra en los aceites vegetales (como el de oliva o el de girasol), en frutos secos y semillas. 
  • La vitamina A, a modo de suplemento, también se ha usado en el tratamiento de enfermedades mamarias benignas. Algunos alimentos que la contienen en cantidad interesante son el huevo, el pescado, la leche y los vegetales verdes, amarillos y naranjas.
  • Algunos alimentos y bebidas, como el té verde y el brócoli, se han relacionado con un menor riesgo de padecer cáncer de mama. Por esto podrían ser opciones a valorar, aunque los quistes en los senos no están relacionados con esta enfermedad. Sin embargo los efectos positivos en los quistes no cancerígenos no se han evaluado. Asimismo, en referencia a su rol en la prevención del cáncer de mama, los datos se han obtenidos con el uso de compuestos específicos (los sulforafanos y la epigalocatequina-3-galato) de estos alimentos.
Una buena taza de té verde al día puede resultar muy beneficiosa para nuestra salud

Por último algunos estudios indican que el consumo de aceite de onagra (o prímula) y aceite de borraja reduce la sensibilidad mamaria. También, las molestias que causan los quistes. Estos aceites ricos en ácidos grasos omega-6, actúan sobre el músculo liso de las mamas y alivian calambres y dolores.



Prevención y cuidados

Los quistes en los senos ocurren de forma normal por la acción de las hormonas femeninas. Por lo tanto no existe una forma conocida de prevenir su aparición.

Durante la menopausia, seguir una terapia de reemplazo hormonal puede aumentar el riesgo de sufrir nódulos. Este es uno de los riesgos y debería ser tenido en cuenta y valorado con el/a ginecólogo/a.

Para minimizar sus molestias se puede recurrir a alguno de estos remedios:

  • Aplicar compresas calientes o bolsas de hielo puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Usar sostenes que sujeten bien los senos también reduce las molestias. 
  • Si el dolor es importante puede ser recomendable tomar algunos analgésicos de venta libre, siempre que sean prescritos por un/a profesional.

Qué hay que recordar sobre la dieta y los quistes en las mamas

Los quistes en las mamas pueden aparecer de forma normal y en muchos casos se trata de afecciones benignas. Por el momento existe poco conocimiento sobre alimentos o hábitos que ayuden a prevenirlos.

Sin embargo adoptar unas pautas de vida saludables siempre es positivo para sentirse mejor y mejorar la salud en general. Estas comprenden factores como la dieta, el ejercicio, el descanso y el bienestar emocional.

Sobre este problema de salud en concreto hemos visto que existen nutrientes que podrían ser positivos. Siempre que sea posible estos deben provenir de los alimentos. Los suplementos solo deberían tomarse en casos concretos y bajo consejo médico.

Para finalizar, no hay que olvidar que aunque se trate de un problema de salud benigno, es preciso estar alerta a su evolución y consultar con el/a doctor/a ante cualquier cambio, irregularidad o aparición de nuevos nódulos.

Te podría interesar...
Cómo hacerte un autoexamen de mamas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo hacerte un autoexamen de mamas

Los senos son una parte delicada de tu anatomía, en este artículo te enseñaré a hacer el autoexamen de mamas que te ayudará a detectar varias afecc...



  • Band P. R, Deschamps M, et al. Treatment of being breast disease with vitamin A. Preventive Medicine. Septiembre 1984. 13 (5): 549-54.
  • Canadian Cancer Society. Fibrocystic breasts.
  • Check W. Benign breast lumps may regress with changes in diet. JAMA. Marzo. 1979. 241 (12): 1221.
  • Deshmukh S, Fulare S, et al. Association of vitamin D level with breast lumps: a cross-sectional analytical study. International Journal of Surgery Science. 2020. 4 (2). Part E.
  • Grant, B.; Bloch, A. S.; Hamilton, K. K., and Thomson, C. A. (2010). American Cancer Society Complete Guide to Nutrition for Cancer Survivors: Eating Well, Staying Well During and After Cancer. Atlanta (GA): American Cancer Society.
  • Godazenadeh G, Ala Sh, et al. The comparison effect of flaxseed oil and vitamin E on mastalgia and nodularity of breast fibrocystic: a randomized double-blind clinical trial. Journal of Pharmaceutical Health Care. Enero 2021.
  • Hollander, A. (1993). Seeing through Clothes. Berkeley: University of California Press.
  • Li MJ, Yin YC, Wang J, Jiang YF. Green tea compounds in breast cancer prevention and treatment. World J Clin Oncol. 2014;5(3):520–528. doi:10.5306/wjco.v5.i3.520.
  • Li, Y., Zhang, T., Korkaya, H., Liu, S., Lee, H. F., Newman, B., … Sun, D. (2010). Sulforaphane, a dietary component of broccoli/broccoli sprouts, inhibits breast cancer stem cells. Clinical Cancer Research16(9), 2580–2590. https://doi.org/10.1158/1078-0432.CCR-09-2937.
  • Mayo Clinic. Quistes mamarios. Noviembre 2020.
  • Wiggs A. G, Chandler J. K, et al. Effects of diet and exercise on endogenous estrogens and subsequent breast cancer risk in postmenopuasal women. Frontiers in Endocrinology. Septiembre 2021. 12: 732255.
  • Yalom, M. (1998). A History of the Breast. London: Pandora.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.