Leucocitos en la orina: ¿qué significan?

La presencia de leucocitos en la orina se relaciona con distintas afecciones. ¿Cuáles son sus causas y qué se debe esperar del tratamiento a seguir?
Leucocitos en la orina: ¿qué significan?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 24 octubre, 2022

La presencia de leucocitos en la orina puede deberse a diversas causas. Sin embargo, en casi todos los casos los mismos aparecen con valores por encima de lo normal cuando se realiza un examen.

Por lo común, esto se debe al contacto con patógenos o gérmenes, lo cual es indicio de alguna posible infección relacionada con el aparato urinario, tales como cistitis, uretritis y prostatitis, entre otras.

A continuación veremos con más detalle cómo se determina la presencia de los leucocitos en la orina, lo que significa, el diagnóstico de la patología y el tratamiento a seguir.

Análisis de orina: para qué se realiza

Un análisis de orina es una prueba que se realiza a partir de una muestra suministrada por el paciente. Se hace a los fines de detectar diversos trastornos, como infecciones de las vías urinarias, diabetes, entre otras; así como para hacer controles rutinarios, por ejemplo en enfermedad renal.

En un análisis de orina se examina el aspecto (color de la orina, olor), nivel de acidez, así como la concentración y presencia de diversas sustancias: proteínas, glucosa, sangre.

A veces hay resultados inusuales, como la presencia de leucocitos en la orina; en ocasiones, se pueden requerir más análisis y otros tipos de exámenes adicionales, para encontrar el origen del problema o patología.

Qué son los leucocitos y cuál es su función

Los leucocitos conforman un grupo dentro de las células sanguíneas que pueden aparecer en la sangre y en el tejido linfático. También se les denomina glóbulos blancos, puesto que no poseen ningún tipo de pigmentación característica.

Existen diversos tipos en función de sus características y funciones. Entre los más conocidos están los siguientes:

  • Neutrófilos.
  • Eosinófilos.
  • Basófilos.
  • Linfocitos.
  • Monocitos.

Estos están asociados al sistema inmunitario, es decir, al conjunto de estructuras que posee el ser humano a modo de defensa contra los agentes extraños. Por tanto, si sus valores son anormales, es posible que el paciente sufra una enfermedad que se deba identificar.

Posibles causas de la presencia de leucocitos en la orina

Es posible nombrar varias causas de la presencia de leucocitos en la orina. Sin embargo, en todas ellas aparecen con valores por encima de lo normal. Según explican los expertos, esto se debe a una infección relacionada con el proceso de orinar (originada por el contacto con patógenos o gérmenes). Entre las causas más comunes destacan las siguientes.

1. Aguantar ganas de orinar

Aunque parezca curiosa esta primera causa, el aguantar ganas de orinar mucho tiempo puede resultar perjudicial, al propiciarse el crecimiento de patógenos, que luego desencadenan infecciones.

2. Cistitis

La cistitis es la hinchazón de la vejiga urinaria, que hace que el paciente tenga muchas ganas de ir al baño. Asimismo, puede sentir dolor y picor en la zona e incluso presentar fiebre de intensidad moderada.

Es oportuno señalar que, en la mayoría de los casos, esta inflamación está causada por una infección bacteriana, por lo que no es de extrañar que haya presencia de leucocitos en la orina. No se considera grave, aunque puede complicarse si se extiende a los riñones, según explican en CinfaSalud.

3. Uretritis

Las alteraciones en el examen de orina también se encuentran relacionadas con la inflamación e infección de la uretra, la cual puede tener un origen sexual. Los pacientes sienten incomodidad al orinar, micción frecuente, fiebre moderada y dolor durante las relaciones íntimas. Asimismo, es posible que se presente mayor flujo vaginal o picor en el pene.



4. Vaginitis

Como su nombre lo da a entender, la vaginitis se refiere a la inflamación de la vagina. Por norma general, aparece enrojecimiento y picor en esta zona que se traduce en molestias durante las relaciones sexuales. Estos síntomas se pueden dar junto a un flujo vaginal anormal que presenta características diferentes en función del desencadenante.

A su vez, son diversas las causas que pueden ocasionarla: cambio en el equilibrio de la microbiota vaginal, una infección o una reducción en los niveles hormonales (principalmente estrógeno), algo que es frecuente en las mujeres tras la menopausia.

5. Prostatitis aguda y crónica

Los leucocitos en la orina asociados a prostatitis
La inflamación de la próstata es un problema relativamente común. Por fortuna suele tener un manejo simple basado en fármacos.

La prostatitis es una alteración en la que los varones padecen una hinchazón de la glándula prostática. Los afectados pueden llegar a sentir molestias en la región de la pelvis y áreas próximas, problemas sexuales (como la eyaculación precoz o la infertilidad), diversos síntomas urinarios y otros signos, entre los cuales está la presencia de leucocitos en la orina, cuando es producida por bacterias.

6. Pielonefritis

La pielonefritis es una infección e inflamación de los riñones. El paciente puede experimentar dolor lumbar, cefalea (dolor de cabeza), náuseas, vómitos, fiebre, escalofríos e incluso infección de las vías urinarias bajas, según una publicación de Barna Clínic. En el último caso, el afectado puede sufrir algunos de los síntomas comentados en otras secciones.

7. Lupus eritematoso sistémico

Como se sabe, esta es una enfermedad autoinmunitaria. En la misma, los leucocitos y anticuerpos “atacan” al organismo, afectando diversos órganos, entre los cuales se pueden encontrar los riñones. Esta condición, conocida como nefritis lúpica, se caracteriza por un proceso inflamatorio crónico que puede provocar leucocituria, sangre en la orina, hipertensión arterial, orina espumosa e hinchazón de extremidades. Así lo revela la Clínica Mayo.

8. Cáncer

En el caso del cáncer, pueden aparecer leucocitos en la orina debido a tumores (en la vejiga, los riñones o incluso la próstata) o como un efecto del tratamiento para dichos tumores.

En cuanto a este último caso, una investigación realizada en pacientes con cáncer ginecológico que estaban recibiendo quimioterapia arrojó un dato interesante: es probable que dicha leucocituria no se deba al tratamiento en sí, sino a un mal método a la hora de recolectar la muestra que puede llevar a contaminación.

9. Cálculos renales o en la vía urinaria

La litiasis renal es una condición bastante común caracterizada por la acumulación de “piedras” en los riñones. También pueden aparecer en otras partes de la vía urinaria o descender desde el riñón hasta los uréteres o vejiga. Según una publicación de la Clínica Universidad de Navarra, se trata de una enfermedad crónica con tendencia a recidivar aún habiendo recibido tratamiento.

La presencia de síntomas compatibles (cólicos nefríticos, sangrado a través de la orina e infecciones a repetición) justifican la realización de un uroanálisis, en el que suele haber leucocituria. Para confirmar el diagnóstico es necesario realizar estudios de imágenes, como una ecografía o tomografía computarizada.



10. Glomerulonefritis

El glomérulo renal es una región microscópica del riñón que se encarga del filtrado de la sangre para empezar a producir la orina. Hay millones de estas estructuras en cada riñón, y diversas condiciones pueden provocar su inflamación, conocida como glomerulonefritis.

Las causas incluyen algunos tipos de vasculitis, enfermedades autoinmunitarias y amiloidosis. La leucocituria puede aparecer junto con alteraciones de exámenes que miden la función renal (como la creatinina en sangre). Sin embargo, como afirman los expertos de MedlinePlus, el diagnóstico definitivo requiere una biopsia.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico de leucocitos en la orina se realiza a través de un examen rutinario. En este análisis se recogen 40-50 mililitros del paciente despreciando el primer chorro, previa limpieza de la zona. Así, se desechan las posibles impurezas de la uretra.

Poco después, se centrifuga y se comprueba la muestra en un laboratorio especializado, donde se confirmará la existencia de sustancias químicas u otros elementos. Asimismo, se estudian las células y las propiedades que presenta la orina, tal y como se describió al inicio.

Se estima que los valores normales de leucocitos en la orina deberían estar por debajo de 5 por campo en la prueba de sedimento. Cuando los valores están más elevados se denomina leucocituria o piuria.

Tratamiento para la presencia de leucocitos en la orina

Farmaceuta vendiendo medicamentos.
Una vez se determine la causa de la leucocituria es posible que el médico prescriba un tratamiento generalmente basado en antibióticos.

El tratamiento para la presencia de leucocitos en la orina tiene como fin tratar la causa subyacente de esta alteración. En esta línea, se pueden destacar las siguientes pautas a seguir:

  • Consumir ciertos fármacos (antibióticos) para neutralizar a los patógenos y prevenir el agravamiento del trastorno; así como antiinflamatorios, en caso de requerirse.
  • Mantener una higiene adecuada, tanto en la zona afectada como en el resto del cuerpo. Por ejemplo, se puede conseguir limpiándose las manos al acudir al baño, usando ropa no ajustada para evitar infecciones, etc.
  • Controlar los hábitos cotidianos de la persona. En especial los relacionados con la dieta, que debe ser saludable y equilibrada.

¿Cómo hacer frente a los leucocitos en la orina?

Es importante que acudas al médico si tienes inquietudes o consideras que experimentas los síntomas antes mencionados. Asimismo, en caso de que el profesional te indique que hay un problema, deberás seguir todas sus indicaciones y procurar mejorar los hábitos de vida.

Además, cabe destacar que es necesario seguir el tratamiento de forma correcta a la hora de erradicar infecciones para evitar que sigan extendiéndose por el organismo y provoquen otros problemas, como sepsis.

Te podría interesar...
¿Qué indican los linfocitos altos en analítica?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué indican los linfocitos altos en analítica?

Los linfocitos altos sirven como alerta de algunas enfermedades e infecciones. Conoce los aspectos relevantes que se deben tener en cuenta.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.