Los 11 mejores descongestionantes naturales

Descubre los mejores descongestionantes naturales para aliviar la congestión nasal.
Los 11 mejores descongestionantes naturales
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 08 abril, 2022

Si padeces de congestión nasal, ¡este artículo te encantará! Te presentamos los 11 mejores descongestionantes naturales que puedes encontrar para solucionar la molestia congestión.

Las vías respiratorias

El sistema respiratorio está constituido por las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los pulmones. Estos últimos son los responsables del intercambio gaseoso y de la eliminación de sustancias tóxicas y patógenos que incorporamos del ambiente.

Al respirar, no sólo inhalamos aire sino que también penetran partículas sólidas que pueden obstruir las vías respiratorias o intoxicarnos. Las partículas grandes son atrapadas por los vellos nasales; aunque, en ocasiones, el movimiento ciliar no es suficiente para extraerlas, por lo que se produce congestión por acumulación de secreciones.

Esta congestión provoca dificultades para respirar, sensación de ahogamiento e incluso, en casos graves, insuficiencia respiratoria.

Existen métodos para descongestionar las vías respiratorias, desde medicamentos como la efedrina hasta terapias que ayudan a la expulsión de secreciones. ¡Y también existen remedios naturales que puedes utilizar en casa!

Los 11 mejores descongestionantes naturales

A continuación detallamos algunos de los tratamientos que podrán ayudarte a aliviar la congestión.

1. Vapores con eucalipto o pino

Inhalar vapor es una de las mejores formas de tratar una nariz taponada y ayudar a drenar el exceso de moco. En este caso se le suman las propiedades antisépticas y balsámicas del eucalipto y del pino.

Para aplicarlos es necesario hervir agua en un cazo con un puñado de hojas de eucalipto y/o de agujas y yemas tiernas de pino. Al cabo de 5 a 10 minutos se apaga el fuego y se inhalan los vapores con cuidado.

2. Compresas calientes

La aplicación de compresas tibias y húmedas sobre la nariz o la frente permite abrir las fosas nasales desde el exterior y mejora el estado de la nariz congestionada.

Es importante que esté un poco caliente o tibia ya que el calor también permite aliviar el dolor. Además la puesta en práctica de este remedio se puede repetir las veces necesarias.

3. Lavado salino

Este es uno de los remedios descongestionantes más recurrentes pues ayuda a eliminar la mucosidad acumulada. Para ello se puede usar un aerosol de solución salina de venta en farmacias o realizar un drenaje casero de agua con sal.

Para hacerlo se necesita:

  • 1 taza de agua tibia (240 mililitros).
  • Media cucharadita de sal (3 gramos).
  • Una pizca de bicarbonato de sodio.

Una vez mezclados todos los ingredientes se pueden echar unas gotas en cada fosa nasal o realizar un lavado nasal. Se puede utilizar entre 2 y 3 veces al día.

4. Tratamiento con hierbabuena

La hierbabuena podría actuar como descongestionante natural

Antiséptica y anti-inflamatoria, la hierbabuena actúa en la eliminación de la congestión respiratoria. Vierte una cucharadita de hojas en una taza de agua hirviendo y déjala reposar unos minutos.

Puedes tomar de dos a tres tazas cada día o verter tres gotas por cada una de las fosas nasales. ‘

Te puede interesar: Infusión de hierbabuena para aliviar el dolor estomacal

5. Tratamiento con limón

Nada como el zumo de limón caliente para aliviar la gripe, inflamaciones de la garganta, amígdalas y otras afecciones respiratorias. Puedes hacer gárgaras cada dos horas con el jugo de limón mezclado con medio vaso de agua caliente, o bien beberte una limonada caliente.

6. Usar un humidificador

Estos aparatos permiten descongestionar de forma rápida y actúan de modo parecido a la inhalación de vapores. Con su uso aumenta la humedad de la habitación, se ablandan los tejidos de las mucosas y los vasos inflamados de la nariz. Asimismo también diluye la mucosidad que se puede expulsar con más facilidad.

7. Tratamiento con menta y almendra

Este remedio no sólo descongestiona, también cura el catarro. Calienta una taza de aceite de almendra y mézclala con media cucharadita de aceite de menta. Utiliza esta mezcla para dar masajes en la espalda y el pecho. Es importante taparse bien y beber té de menta caliente.

8. Las cebollas también son descongestionantes

La cebolla podría ayudar a descongestionar el sistema respiratorio

Un método chino que destapará tu pecho enseguida: rebana y asa cinco cebollas grandes, cúbrelas con aceite vegetal y déjalas reposar en el horno caliente durante media hora. Luego colócalas en un paño de franela, engrásate el pecho con aceite de oliva y aplícate la cataplasma durante 30 minutos.

Te podría interesar: Preparado medicinal de calabaza y ajo para reducir el colesterol

9. Tratamiento con ajo

Otro de los descongestionantes que se usan de manera ancestral es el ajo. Si deseas aliviar las vías respiratorias a largo plazo, podrías probar a comer dos dientes de ajo tres veces al día durante una semana.

10. Postura erguida para dormir

La congestión nasal suele empeorar o molestar más al acostarse. Para evitarlo lo más aconsejable es mantener la cabeza levantada y un posición lo más recta posible. Para tener más comodidad se pueden usar almohadas y cojines donde apoyarse.

11. Hidratación

Las bebidas como el agua, las infusiones, los caldos e incluso los jugos; son positivas cuando se tiene la nariz congestionada. Con su ingesta se ayuda a disolver la mucosidad y es mucho más fácil expulsarla de la nariz. Al hacerlo disminuye la presión, la inflamación y la irritación de las fosas nasales.

A evitar durante la congestión nasal

El tabaco puede obstruir el sistema respiratorio

Otros consejos para aliviar (o evitar empeorar) la congestión nasal:

  • No fumes: las sustancias tóxicas del cigarro no sólo afectan la piel y la boca, sino que favorecen la acumulación de líquido en los pulmones y deprimen el sistema inmunitario.
  • Evita ser fumador pasivo: aléjate del humo, ya que es altamente perjudicial aunque no lo inhales directamente.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura: mantente abrigado por la noche y en los días de lluvia; no te coloques delante del ventilador cuando termines de hacer ejercicios.
  • Aléjate de productos químicos y sustancias que puedan provocar alergia.
  • Ponte vacunas preventivas: importante sobre todo en niños y ancianos.

Si tienes congestión nasal prueba algunos de estos remedios descongestionantes

La nariz tapada y la mucosidad acumulada son síntomas molestos que pueden aparecer con algunas enfermedades del tracto respiratorio. Y aunque a veces no reporten gravedad, aplicar algunos métodos caseros para aliviarlas puede ser de mucha utilidad.

Muchos de ellos son remedios caseros que se han realizado de forma tradicional pero no cuentan evidencia científica sobre su eficacia. Por esto es recomendable ser prudentes a la hora de probarlos y consultar con un especialista antes cualquier duda respecto su idoneidad.

Además es necesario buscar ayuda si los síntomas se alargan más de 10 días, aparece fiebre, mucosidad verde o amarilla o dolor sinusal.

Te podría interesar...
Prepara un ungüento natural para descongestionar las vías respiratorias
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Prepara un ungüento natural para descongestionar las vías respiratorias

Este ungüento natural te ayudará a descongestionar las vías respiratorias para sobrellevar los síntomas de los problemas pulmonares. ¡Prepárala!



  • Biblioteca Nacional de Medicina. Rinorrea o congestión nasal en adultos. Julio 2019. National Institutes of Health. U.S. Department of Health and Human Services.
  • Corzo-Martínez, M., Corzo, N., & Villamiel, M. (2007). Biological properties of onions and garlic. Trends in Food Science and Technology. https://doi.org/10.1016/j.tifs.2007.07.011.
  • González-Molina, E., Domínguez-Perles, R., Moreno, D. A., & García-Viguera, C. (2010). Natural bioactive compounds of Citrus limon for food and health. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jpba.2009.07.027.
  • Mayo Clinic. Congestión nasal, cuando consultar al doctor. Febrero 2021.
  • Naclerio, R. M., Bachert, C., & Baraniuk, J. N. (2010). Pathophysiology of nasal congestion. International Journal of General Medicine. https://doi.org/10.2147/IJGM.S8088.
  • Pushpangadan, P., & Tewari, S. K. (2006). Peppermint. In Handbook of Herbs and Spices. https://doi.org/10.1533/9781845691717.3.460.
  • Teulieres, C., & Marque, C. (2007). Eucalyptus. In Biotechnology in Agriculture and Forestry. https://doi.org/10.1007/978-3-540-49161-3_16.
  • Vogler, B. K., & Ernst, E. (1999). Aloe vera: A systematic review of its clinical effectiveness. British Journal of General Practice. https://doi.org/10.1080/10408690490424694.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.