10 mejores ejercicios de velocidad para mejorar el rendimiento

Ser más rápidos nos permite alcanzar el máximo de nuestras posibilidades en cuanto a la actividad física. Te presentamos 10 ejercicios ideales para ganar velocidad y mejorar tu rendimiento. ¡Ponte a prueba!
10 mejores ejercicios de velocidad para mejorar el rendimiento
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Cristian Minich

Última actualización: 11 diciembre, 2021

Ganar velocidad es clave para romper barreras y cumplir objetivos en el menor tiempo posible. A menudo nos preguntamos qué podemos hacer para correr más rápido. Por eso, te proponemos 10 ejercicios de velocidad para mejorar tu rendimiento sin la necesidad de ir al gimnasio.

La velocidad es el cociente entre el espacio que recorre un cuerpo y el tiempo que tarda en recorrerlo. En otras palabras, se trata de la rapidez en el movimiento.

Con una rutina de entrenamiento adecuada y una buena alimentación, no solo ganaremos en ligereza, sino que podremos fortalecer y tonificar nuestros músculos, perder peso, lucir una mejor figura y reducir el riesgo de lesiones y enfermedades.

Conoce los mejores ejercicios de velocidad para mejorar tu rendimiento

El entrenamiento de la velocidad es muy importante para que el ejercicio sea productivo. La velocidad como tal no existe, sino que es un conjunto de diferentes cualidades físicas.

Es por ello que debemos trabajar diferentes aspectos para fortalecer los músculos, lograr mayor resistencia y obtener la explosión necesaria para mejorar los tiempos. Veamos 10 ejercicios de velocidad ideales.

1. Trotar

Trotar es una de las actividades más comunes y que trae más beneficios. Es cuestión de tomarnos el tiempo y elegir el lugar.

Trotar en forma sostenida nos permite mejorar la capacidad aeróbica y conseguir mayor resistencia. Además, es una de las actividades más recomendadas para la salud cardiovascular y para adelgazar.

Trotar en grupo para mejorar la velocidad.
El trote aumenta la resistencia pulmonar, lo que repercute a la larga en la capacidad de ser más veloces.

2. Acelerar y mantener

El ejercicio comienza con un trote sostenido (entrada en calor) durante 10 minutos. Una vez que entramos en ritmo, incrementamos la velocidad durante algunos metros.

Después la volvemos a reducir. Por último, caminamos durante 1 minuto para recuperarnos y se repite el ejercicio. El desafío es mejorar los tiempos de velocidad y resistencia a medida que nos vamos sintiendo mejor.



3. Carrera en zigzag

Este es un ejercicio de agilidad y coordinación. Consiste en realizar un desplazamiento en distintas direcciones, generalmente de un lado a otro entre conos.

También podemos utilizar piedras o hasta ropa e improvisar recorridos. Es bueno tomar el tiempo que nos lleva completar la serie y proponernos mejorarlo.

4. Subir y bajar escaleras

Subir escaleras a máxima velocidad es uno de los mejores ejercicios aeróbicos. Fortalecemos piernas y glúteos y logramos mayor resistencia. El descenso será más rápido que el ascenso, lo que nos ayudará a lograr mayor agilidad.

5. Correr en la arena

Esta es una actividad ideal para el verano, si es que elegimos un destino con playas. Debemos realizar carreras cortas en las que se comienza con trote y se incrementa la velocidad hasta alcanzar la máxima posible.

Tendremos que mejorar los tiempos jornada a jornada. Correr en la arena es más dificultoso y requiere el empleo de mayor fuerza. Terminada la etapa, al retomar el entrenamiento en otro tipo de superficie, nos sentiremos más ágiles y veloces.

6. Carrera con peso

La idea es agregar peso al cuerpo para que la carrera sea más intensa. Eso nos obligará a realizar un esfuerzo mucho mayor.

Hay diferentes opciones. Podemos utilizar una cuerda y agregar peso sobre la cintura; otra posibilidad es cargar una barra con discos sobre los hombros.

En caso de no tener material o equipamiento, se puede recurrir a la ayuda de una persona que nos tome desde atrás por la cintura y ponga en dificultad nuestro avance. Al correr nuevamente sin obstáculos, nos sentiremos mucho más livianos y rápidos.

7. Saltar la cuerda

Coordinación, estabilidad y resistencia son claves para mejorar la velocidad. Saltar la cuerda es un buen ejercicio para trabajar estos aspectos.

Unos 10 minutos es un tiempo adecuado las primeras veces. Luego, podemos incrementarlo en forma progresiva e intentar hacerlo cada vez más rápido. Los saltos se pueden realizar a una pierna o con las dos.



8. Saltos de rana

Los saltos de rana se realizan en posición de cuclillas, con las piernas separadas algo más que a la altura de los hombros, las manos apoyadas en el suelo y el torso recto. Hay que saltar hacia adelante y hacia arriba en reiteradas ocasiones.

Otra opción es hacer un salto hacia adelante y otro para atrás en forma intercalada. Es una actividad que nos ayuda a incrementar la masa muscular y a fortalecer las piernas.

9. Abdominales

Los abdominales en todas sus variantes son importantes para fortalecer la musculatura, lo que nos brinda mayor resistencia. Además, mantener tonificada la zona del abdomen da estabilidad al cuerpo.

Son indispensables para mejorar el entrenamiento en distintos terrenos y lograr mejores tiempos de velocidad. Estos son algunos ejercicios que te ayudarán a fortalecer el abdomen:

  • Plancha isométrica.
  • Crunch.
  • Burpees.
  • Elevación de piernas.
  • Abdominales con rueda.
  • Bicicleta para oblicuos,

10. Sentadillas

Las sentadillas nos ayudan a conseguir potencia y velocidad. Debemos posicionarnos con los pies separados y el torso recto. Hay que llevar la cadera hacia atrás y flexionar las rodillas como si nos fuéramos a sentar.

Se mantiene la postura por unos segundos y luego se vuelve a la posición inicial en forma controlada. Se repite la acción hasta completar la serie.

Sentadillas para mejorar la velocidad.
Las sentadillas mejoran la velocidad porque tonifican los miembros inferiores.

Beneficios de realizar ejercicios de velocidad

El entrenamiento de velocidad trae beneficios para la salud. Por ejemplo, diversos estudios han demostrado que llevar a cabo sesiones cortas de alta intensidad ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Se recomienda hacer entre 75 y 150 minutos de entrenamiento intenso cada semana. Estos son algunos de los beneficios de trabajar la velocidad:

  • Quema de grasas y pérdida de peso.
  • Se fortalece el corazón.
  • Control del colesterol y la diabetes.
  • Aumenta la capacidad pulmonar.
  • Combate el estrés y la ansiedad.
  • Favorece un mejor descanso.

Ponte a prueba y alcanza tu máxima velocidad

La mejor manera de llegar al pico de rendimiento es realizar un entrenamiento adecuado para ganar velocidad. No necesariamente debes convertirte en un atleta, pero mejorar la condición física también ayuda a modelar el cuerpo y aporta beneficios que repercuten de buena manera en nuestra vida diaria.

Además, se trata de ejercicios sencillos y que puedes realizar en casa o al aire libre. ¿Estás listo? ¿Qué tan rápido puedes llegar a ser?

Te podría interesar...

Ejercicios de sprint para mejorar tu velocidad de carrera
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Ejercicios de sprint para mejorar tu velocidad de carrera

Los ejercicios de sprint tienen interminables beneficios y solo requieren de una fracción de tiempo para practicarlos. ¡Conócelos!



  • Ito S. High-intensity interval training for health benefits and care of cardiac diseases - The key to an efficient exercise protocol. World J Cardiol. 2019 Jul 26;11(7):171-188. doi: 10.4330/wjc.v11.i7.171. PMID: 31565193; PMCID: PMC6763680. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31565193/
  •  G. Cometti. El entrenamiento de la velocidad. Barcelona: Paidotribo; 2002. Disponible en: https://books.google.es/books?hl=es&lr=lang_en|lang_es&id=wB_wjEO-tIQC&oi=fnd&pg=PA7&dq=ejercicios+f%C3%ADsicos+de+velocidad&ots=hnhIVzyFvX&sig=lqstBvT4H8MmUgYQ1uK6uN_a2-g#v=onepage&q=ejercicios%20f%C3%ADsicos%20de%20velocidad&f=false