Menú para diabéticos: ¿cuáles son los alimentos permitidos y los que deben evitarse?

La diabetes es una enfermedad que se ayuda a controlar con la dieta. Mira este plan de alimentación para diabéticos y prediabéticos.
Menú para diabéticos: ¿cuáles son los alimentos permitidos y los que deben evitarse?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 20 marzo, 2022

Para el 2019, la mitad de los diabéticos del mundo no sabían que lo eran. La dieta es fundamental para prevenir o tratar esta enfermedad. Por eso hay que facilitar un menú para diabéticos que modele su plan de alimentación.

Otra cifra importante que hay que atender es la de los prediabéticos. Es decir, aquellos potenciales diabéticos cuyo estilo de vida y alimentación desordenada los encamina a la diabetes de tipo 2. En este sentido, una tercera parte de la población prediabética es joven y productiva.

El comer más legumbres, cereales integrales, fibra y evitar ciertos alimentos perjudiciales da buenos resultados. Como promotores de la salud traemos en este artículo un menú semanal para diabéticos y prediabéticos que les ayude a llevar un patrón que mejore su calidad de vida.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es un trastorno crónico de caracter metabólico que se manifiesta por un aumento de la glucosa o azúcar en la sangre. Las causas de la enfermedad tiene que ver con la insulina, una hormona producida en el páncreas que transporta la glucosa hasta dentro de las células.

Puede ocurrir que el cuerpo no produzca nada o muy poco de insulina o que haya una resistencia de las células a utilizarla. También se pueden combinar ambas situaciones.

Por otro lado, la Guía de actualización en diabetes define a las personas con prediabetes como aquellas que tienen valores de azúcar en sangre mayor a lo normal, pero sin alcanzar las cifras de la diabetes tipo 2.

El 70 % de los prediabéticos desarrollará la enfermedad a lo largo de su vida. La prediabetes se asocia a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Un equipo de especialistas ha demostrado que, en un período de 3 a 5 años, el 25 % de los prediabéticos retornan a un estado normal de tolerancia a la glucosa y el 50 % permanecen igual. El otro 25 % se convierten en diabéticos tipo 2.

La Asociación Americana de Diabetes reconoce las siguientes categorías de la patología ya instaurada:

  • Diabetes tipo 1: ocurre una destrucción de las células del páncreas que conducen a una deficiencia absoluta de insulina. La alimentación sola no ayuda en ellos.
  • Diabetes tipo 2: hay resistencia de las células a la insulina y una deficiencia progresiva de la hormona. Puede controlarse con un plan de alimentación saludable.
  • Diabetes gestacional: de diagnóstica en el embarazo.
Alimentación en la diabetes tipo 2.
La diabetes tipo 2 es muy susceptible a las pautas alimentarias, por lo que establecer una nutrición acorde es parte del tratamiento.


Patrones alimentarios para el menú de diabéticos y prediabéticos

La revista Diabetes Spectrum hace enfásis en los patrones de alimentación más que en el consumo de nutrientes para diabéticos tipo 2. De hecho, según los autores no existe un porcentaje ideal de calorías provenientes de los carbohidratos, las grasas o las proteínas.

Por el contrario, habría una sólida evidencia de que son los patrones alimentarios los que reducen el riesgo cardiovascular. La revista promociona la dieta mediterránea, la dieta baja en carbohidratos y la dieta vegano-vegetariana como planes de alimentación saludables en la diabetes. Además, hay que prevenir la ganancia de peso o reducir su exceso en caso de obesidad.

¿Que sucede con los carbohidratos?

Los carbohidratos son fundamentales para controlar el azúcar en sangre. La recomendación para el menú de los diabéticos es de 50 a 65 % de la energía diaria. Estos pueden ser complejos, como la fibra y el almidón.

En la dieta para diabéticos hay que considerar el índice glicémico (IG) del alimento. El IG indica la velocidad en la que los azúcares de los diferentes alimentos llegan a la sangre.

El índice glicémico puede ser alto (70 o más), moderado (55 a 69) o bajo (menos de 54). Este valor depende de la elaboración, la variedad, el método de preparación y otros factores.

Según la Fundación para la Diabetes, el arroz cocido tiene un IG de 70, mientras que el integral tiene 50. Los estudios demuestran que las personas que ingieren alimentos con alto IG tienen mayor riesgo de padecer síndrome metabólico.



¿Cómo se deben distribuir los carbohidratos?

Un grupo de médicos japoneses enfatizó que el consumo de carbohidratos debe ser regular durante el día, manteniendo los mismos intervalos de tiempo entre comidas de una jornada a otra. Sin importar el número de veces que se consuman.

Savoca y su equipo de trabajo también concluyeron que los carbohidratos no tienen por qué distribuirse en 5 o 6 ingestas durante el día. Pero si podría ser efectivo para pacientes tratados con dosis fijas de insulina de acción intermedia.

Alimentos permitidos en la diabetes tipo 2 y prediabetes

Los alimentos que deben formar parte del plan de menú en la diabetes y la prediabetes tienen que tener ciertas características especiales para favorecer el control de la glucemia:

  • Leguminosas: contienen almidones resistentes que actúan como fibra, lo que ayuda a reducir la absorción del azúcar.
  • Cereales integrales: deben ser enteros, es decir, contener el salvado como fibra insoluble. Entre estos tenemos la avena, la cebada, el arroz, la pasta integral, el maíz y la harina de trigo integral.
  • Verduras: las hortalizas pueden ser consumidas sin problemas, ya que sus IG son bajos. Pero la tapioca, la calabaza y la zanahoria hervida tienen un IG alto.
  • Frutas: deben ser consumidas enteras para aprovechar la fibra de la piel. Cuidado con abusar de la sandía y el dátil.
  • Grasas saludables: incluir el aceite de oliva, el aguacate, el aceite de canola, el de girasol, el de soja y el de maíz.
  • Leche y derivados: consumir productos descremados y fermentados como el yogur.
  • Frutos secos: maní, avellanas, nueces y pistachos, entre otros.
  • Carnes: se prefieren las carnes blancas como las de pollo, pavo, pescados y mariscos.

Alimentos a evitar

Los alimentos que deben evitarse en el menú para diabéticos y prediabéticos son aquellos cuyos azúcares se absorben muy rápido:

  • Azúcar blanco o moreno: también aquellos alimentos procesados que la contengan.
  • Dulces en general: el chocolate blanco o con leche tiene un IG alto, al igual que la miel y las golosinas.
  • Bebidas azucaradas y alcohólicas: gaseosas, jugos procesados, bebidas energizantes y bebidas con alcohol.
  • Derivados lácteos azucarados: como la leche condensada y los yogures edulcorados con azúcar.
Azúcar prohibida en la diabetes.
El azúcar simple y su presencia en los productos industrializados debe desterrarse de la dieta diabética.

A continuación presentamos un modelo semanal de menú para diabéticos y prediabéticos, basado en la alimentación saludable propuesta por la Fundación Española del Corazón. Recuerda que el número de comidas dependerá de ciertas condiciones del paciente. Acuerdálo con un especialista.

Tipo de comida Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Desayuno Leche descremada con avena cocida sin azúcar + 1 porción de fruta. Café o infusión con leche descremada + 2 rebanadas de pan con aceite de oliva virgen, tomate y queso descremado + 1 porción de frutas. Omelette de acelgas + salsa verde + 1 tortilla integral + leche descremada + 1 porción de frutas. Brócoli con jamón +  2 rebanadas de pan integral + leche descremada + durazno. Coliflor con queso + 1 tortilla integral +  yogur con lechoza amarilla. 3 Galletas de avena con peras +  jugo de tomate fresco + leche descremada + té con canela. Pollo desmenuzado con maíz + 3 galletas integrales + jugo de naranja natural sin azúcar + infusión con leche descremada.
Colación Yogur descremado de frutas + 3 galletas de avena. Infusión con leche descremada + 3 galletas integrales. Yogur descremado con nueces. Café con leche descremada + 1 pan integral tostado. Batido de yogur y fresas. 2 tostadas integrales con queso descremado + jugo de frutas. Yogur líquido + 3 galletas  integrales con jengibre.
Almuerzo Espárragos a la vinagreta + merluza rellena + pan +brochetas de frutas. Espinacas rehogadas con piñones + pollo a la naranja + pan  integral + 1 porción de fruta. Ensalada de huevo duro con remolacha + lentejas guisadas + pan integral + ensalada de frutas. Brócoli con almendras + lenguado con ensalada mixta + pan integral + 1 porción de fruta. Alcachofas al vapor + conejo al ajillo + pan + 1 porción de fruta. Ensalada con garbanzos + salmón a la plancha con tomate + brochetas de frutas. Ensalada de espinacas con rúcula y nueces + rape a la plancha con pimientos asados + ensalada de frutas.
Merienda Infusión con leche descremada + pan con tomate. 3 biscotes con queso descremado + jugo de frutas. Yogur descremado con frutas. Leche descremada + 3 galletas de avena. Café + 2 tostadas con queso descremado. Infusión con leche descremada + 1 tostada con aceite de oliva. Batido de yogur y durazno.
Cena Gazpacho andaluz + lomo de cerdo con patatas asadas + macedonia de frutas. Ensalada de atún con lechuga y tomate + tortilla de espinacas + pan integral + 1 porción de piña. Ensalada de tomate y queso Burgos + bacalao al horno con tomates + pan integral + 1 porción de fruta. Setas rehogadas + pasta con champiñones + pan integral + 1 porción de frutas. Brócoli al vapor + pollo al estragón+ pan integral + ensalada de frutas.

 

Brochetas de verduras + pasta con camarones + pan integral + 1 porción de lechosa. Coles de bruselas al vapor + brocheta de pavo y verduras + pan integral + 1 porción de frutas.
Te podría interesar...
4 desayunos bajos en calorías para pacientes diabéticos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 desayunos bajos en calorías para pacientes diabéticos

Los pacientes diabéticos y las personas en dieta de adelgazamiento pueden tomar por las mañanas algunos desayunos bajos en calorías. ¿Qué recetas s...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.