¿Qué es el pastrami? Origen y receta de sándwich en casa

Uno de los productos estrella de la gastronomía judía es el pastrami. La inmigración rumana a Estados Unidos en el siglo XIX contribuyó a su popularidad. Descubre cómo hacer el sándwich de pastrami en casa.
¿Qué es el pastrami? Origen y receta de sándwich en casa
Maria Patricia Pinero Corredor

Revisado y aprobado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 23 junio, 2024

El pastrami es una deliciosa elaboración a base de carne roja que, por lo general, se come en sándwiches. De origen judío, este producto sazonado y ahumado se ha convertido en parte de la cultura popular gracias a su sabor distintivo y a su aparición en el cine.

Preparar el pastrami puede ser desafiante debido a que se requiere curar la carne durante varios días y cocinarla durante unas cuantas horas, pero el resultado vale la pena: se obtiene un delicioso y aromático manjar que puede ser la estrella en una celebración o una cena con amigos.

En este artículo, exploraremos a fondo todo sobre el pastrami: qué es, cuál es su historia y, por supuesto, cómo prepararlo paso a paso. ¡Toma nota!

Pastrami: ¿qué es y cuál es su origen?

sándwich de pastrami
El típico sándwich de pastrami neoyorquino tiene su origen en la inmigración judía.

El pastrami, también conocido en algunos países hispanos como pastrón, es carne de ternera (por lo general, falda o pecho) sometida a un proceso de curado en salmuera. Luego, se sazona con hierbas aromáticas y por último se cocina al vapor durante unas cuantas horas.

Lo más común es comer sándwich de pastrami, que se sirve cortado en rodajas finas, a menudo con mostaza y en pan de centeno. Puede servirse frío o caliente y es una gran opción para celebraciones, como cenas de cumpleaños o fiestas.



El pastrami nació en Europa del Este, en concreto en Rumanía, cuando los habitantes buscaban formas de conservación de la carne. De hecho, pastrami proviene del turco (potencia que dominaba Rumanía) pastırma, que quiere decir «presionar la carne».

Este alimento llegó a Occidente de la mano de la gran inmigración judía a Estados Unidos en las últimas décadas del siglo XIX. En un principio, los neoyorquinos lo consumían con carne de oca o de pavo, aunque pronto se percataron de que la ternera era más fácil de conseguir y también más económica.

El pastrami se convirtió en un alimento cada vez más popular en los delicatessen judíos de Nueva York. Productos audiovisuales como la película Cuando Harry conoció a Sally (1989) —que cuenta con algunas de las mejores frases del cine— también hicieron su parte: Katz’s Delicatessen, un tradicional deli que funciona desde 1888 en Nueva York, fue el escenario escogido para grabar una mítica escena que contribuyó a la popularización de este sándwich.

Hoy, el sándwich de pastrami se considera todo un símbolo de Manhattan. En los países hispanos también viene ganando popularidad poco a poco, y podemos encontrar cada vez más restaurantes con este platillo como estrella.

¿Cómo se hace el sándwich de pastrami? Paso a paso

sándwich de pastrami
Puedes tostar el pan para darle un sabor más ahumado a tu sándwich de pastrami.

El proceso de elaboración del pastrami requiere de cuatro pasos centrales: la salmuera, el frotado, el ahumado y la cocción. Es importante saber que no se trata de una receta que puede hacerse de un momento para otro, ya que requiere de muchas horas de preparación.

Ingredientes (para 4 personas)

  • Agua
  • Sal gruesa
  • Nitrato de sodio
  • 4 panes de centeno
  • Mostaza y mantequilla (opcional)
  • 1 kilogramo de carne (pecho, falda o aleta de ternera)
  • Especias a gusto: pimienta negra, pimiento rojo o pimentón, ajo, cilantro, albahaca


Procedimiento

  • Paso 1. Sumerge la carne de res en un recipiente cerrado de manera hermética con una solución de salmuera. Debe contener agua, sal gruesa y nitrato de sodio. Este paso puede llevar varios días (en casos extremos, con trozos de carne muy grandes, hasta varias semanas). El objetivo es que la carne se ablande.
  • Paso 2. Seca la carne y sazona. Es momento de añadir los condimentos que le darán el sabor al pastrami: pimienta negra, albahaca, cilantro, pimiento y ajo. Esto hará que adquiera su sabor característico. Lo ideal es presionar la mezcla de especias contra la carne y masajearla para que todo se impregne bien.
  • Paso 3. Luego de condimentarla, refrigera la carne entre 24 y 48 horas.
  • Paso 4. Es el momento de ahumar la carne. Para ello, deberás cocinarla durante— al menos— 12 horas, a una temperatura que no supere los 120 grados centígrados. Una vez que retires la carne del horno, déjala enfriar. Puedes meterla en la nevera por unas 24 horas más.
  • Paso 5. Cocina al vapor. El último paso previo a servir el pastrami consiste en cocinar al vapor la carne durante unas pocas horas.
  • Paso 6. Prepara los sándwiches. El pastrami se debe cortar en lonchas de hasta un centímetro de largo. Introduce varias rodajas en pan de centeno. Puedes acompañar los sándwiches de pastrami con ensalada coleslaw y pepinillos encurtidos. No olvides añadir mostaza y mantequilla.

Si quieres conservar el pastrami fresco luego de que lo has preparado, para comer en otras ocasiones, puedes almacenarlo en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta tres días. Para una conservación más prolongada, puedes congelar el pastrami en porciones individuales envueltas en papel film o en bolsas para congelar durante varios meses.

El sándwich de pastrami ya se ha afianzado como uno de los productos estrella en los delis judíos neoyorquinos, pero eso no quiere decir que no puedas realizarlo en casa.

Aunque su preparación puede ser algo laboriosa, estamos seguros de que el resultado vale la pena. Ya sea para celebrar alguna ocasión especial, o simplemente por el placer de probar algo diferente y con mucha historia, te animamos a que tú también te aventures a preparar un sándwich de pastrami en casa.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.