7 tipos de envases de alimentos ecológicos y cuáles evitar

Los riesgos para la salud humana y el medioambiente que conlleva el uso de envases plásticos hacen que se fabriquen cada vez más opciones ecológicas para el envasado de alimentos. Te las presentamos aquí.
7 tipos de envases de alimentos ecológicos y cuáles evitar
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 23 enero, 2023

La utilización de plástico es uno de los problemas medioambientales más urgentes que la humanidad debe enfrentar para reducir el calentamiento global. Buena parte de estos desperdicios corresponden a la industria alimenticia y su envasado. Por lo tanto, es importante conocer los tipos de envases de alimentos ecológicos.

Millones de toneladas de residuos plásticos se estancan en los mares, mientras afectan la salud humana y animal, como demuestra este estudio de la Universidad de Sevilla. El largo tiempo de degradación que posee este material lleva a la búsqueda de alternativas para el guardado y transporte de los alimentos.

El vidrio, el acero inoxidable, la madera y el bambú se presentan como opciones viables.

¿Qué tipos de envases de alimentos ecológicos existen?

Los envases ecológicos refieren a recipientes para alimentos menos contaminantes que aquellos cuya materia prima de elaboración proviene de los combustibles fósiles. Se presentan como una alternativa a los envases plásticos, causantes de un 40 % de la producción total de este material, según un estudio publicado en ScienceDirect.

Existen muchos materiales considerados más ecológicos que los plásticos en cuanto al embalaje de alimentos. Entre ellos, se encuentran el vidrio, el bambú, la madera y el acero inoxidable. Su adopción posee múltiples ventajas, como el hecho de tener un lapso menor de descomposición, lo que implica que sean biodegradables o compostables.

Por otro lado, no interfieren en el sabor de los alimentos y soportan altas temperaturas. Aunque, dependiendo del material, tienen una durabilidad menor. Sin embargo, el cuidado ambiental es una de las razones más relevantes para habituar los consumos cotidianos hacia los tipos de envases de alimentos ecológicos.



¿Por qué son necesarios los distintos tipos de envases de alimentos ecológicos?

Según otro estudio de la revista ScienceDirect, se estima que entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas plásticas terminan en los océanos cada año. Esto ha generado una acumulación histórica en diferentes sectores del planeta, donde ya se registran al menos cinco islas formadas por residuos plásticos.

Tales desechos demoran años y, en ocasiones, décadas en degradarse. Sin embargo, por su exposición a la radiación ultravioleta, al viento y a la abrasión de las olas, el material se fragmenta en partículas llamadas nanoplásticos.

Estas piezas diminutas afectan el ecosistema acuático, siendo ingeridas por la fauna marina y, luego, derivadas al consumo humano. Así lo sugieren diversos estudios científicos, como este trabajo de la Universidad de Granada.

La toxicidad de los envases plásticos

Otro motivo para reducir el consumo de envases plásticos es que decenas de sustancias químicas utilizadas en su elaboración son perjudiciales para la salud humana. Según este estudio, 906 polímeros, adhesivos y otros aditivos químicos están involucrados en la composición de los envases plásticos.

De ese total, 63 ocupan el lugar más alto en cuanto a peligros para la salud humana y 68, con relación al peligro medioambiental. Y esto solo teniendo en cuenta los químicos añadidos de forma intencional.

Existen otras impurezas que surgen durante el proceso de fabricación o son un producto derivado de la descomposición de aditivos. Se conocen como sustancias añadidas no intencionalmente o NIAS, por sus siglas en inglés, y representan otros peligros difíciles de determinar e investigar.

7 tipos de envases de alimentos ecológicos

Según informes de la ONU, cada minuto se compran un millón de botellas plásticas en el mundo y se utilizan 500 mil millones de bolsas. Reducir los plásticos de un solo uso es una tarea cotidiana que también aplica para los envases de alimentos.

Diferentes estudios han analizado alternativas más ecológicas para el guardado, la conservación y el traslado de la comida. Algunos materiales utilizados son biopolímeros a base de nanofibra de celulosa y aceite esencial, entre otros componentes. El trigo, la madera y el bambú se posicionan como elementos a partir de los cuales elaborar envases biodegradables.

Es decir, que se descomponen en condiciones ambientales naturales, gracias a la acción de agentes biológicos como los hongos, las plantas, las bacterias, los animales y el sol. Dichos envases poseen menos químicos que los plásticos, por lo que son favorables para la salud humana y para el medioambiente.

1. Platos y envases de madera

Los envases de madera son reutilizables, es decir, no se descartan en el primer uso. Un estudio publicado en ScienceDirect demostró que los envases de pulpa de trigo y los platos de madera son seguros para la salud humana. Si bien contienen algunas sustancias químicas, el traslado hacia los alimentos es mucho menor en comparación con los plásticos.

Envase de madera para la comida.
Los envases de madera suponen una opción de reutilización.

2. Botellas de vidrio

El vidrio es un material duradero, resistente, reciclable y con multiplicidad de usos. Según este estudio, los envases de vidrio dedicados a los alimentos son recomendables. Esto se debe a sus propiedades antibacterianas y a la baja migración de sustancias tóxicas hacia los alimentos.

Las botellas de vidrio se utilizan cada vez más y abundan los diseños para toda ocasión. Pero hay que prestar especial atención a su higienización para evitar la acumulación de bacterias en el pico.

3. Vasos PLA

Los vasos con PLA son muy similares a los comunes, tienen un tono transparente y son ideales para el agua, los zumos y cualquier bebida fría. Cada vez más personas los utilizan debido a su carácter compostable. Es decir, que se degradan en ámbitos naturales y en tiempos cortos.

Además, funcionan para la formación de abono en plantas de compostaje. Están elaborados a partir de un polímero ecológico proveniente de la fécula de patata, el almidón de maíz y otras plantas. Una variante con otros aditivos, llamada CPLA, se emplea para soportar temperaturas más altas.

4. Tipos de envases de alimentos ecológicos con cáscara de arroz

Los envases fabricados a partir de la cáscara de arroz, obtenida en el cultivo del arroz, son biodegradables, económicos y resistentes. Además, un estudio científico comprobó que este material absorbente tiene el potencial para eliminar varios contaminantes. Diferentes recipientes para el traslado de la comida están disponibles para la venta.

5. Bambú

Las fibras de bambú son muy utilizadas para la elaboración de envases biodegradables, como tazones, cajas, tapas y frascos. Un estudio publicado en ScienceDirect destaca sus propiedades mecánicas y térmicas como muy ventajosas para este objetivo. Sin embargo, tiene la desventaja de desgastarse con mayor rapidez que otros materiales.

6. Caña de azúcar

El bagazo de caña de azúcar es un conjunto de fibras restantes del proceso industrial de esta planta. Se ha comenzado a utilizar este material como base para la fabricación de platos y recipientes destinados a la distribución de alimentos. Un estudio comprobó su potencial para almacenamiento gracias a su resistencia a las altas temperaturas.

Recipientes de caña de azúcar para alimentos.
Los recipientes a base de caña de azúcar tienen una apariencia muy similar a los de plástico.

7. Acero inoxidable

Nada mejor que un material resistente, duradero, inoxidable y reutilizable para el guardado de alimentos. Se trata de una opción que dispone de objetos como loncheras y termos. Además, suelen emplearse recipientes con tapas herméticas para el almacenamiento de granos, harinas y especias.

Además de lo anterior, este es un material bastante amigable con el medio ambiente. Resulta que, por su misma resistencia, durabilidad y capacidad inoxidable, al ser desechados los recipientes y elementos elaborados a partir de este material, pueden ser reciclados con mucha facilidad. Igualmente, como lo afirman expertos, el acero inoxidable se usa mucho en otros sectores, como el de la construcción, porque ayuda a ahorrar energía y agua.



Plásticos de un solo uso: qué son y cuáles debemos evitar

Se trata de objetos elaborados con materiales plásticos, confeccionados a través de derivados del petróleo, y que se descartan luego del primer uso. Esto genera graves daños al medioambiente, ya que los mismos demoran años y hasta décadas en degradarse.

Pero no es el único peligro que estos objetos representan, ya que el envasado de alimentos en plásticos conlleva el riesgo del traslado de sustancias tóxicas. Numerosos estudios, como el publicado en el portal científico Salud Ambiental, comprueban que los materiales en contacto con alimentos son una vía de exposición para sustancias químicas peligrosas.

Esto incluye algunas conocidas y otras no caracterizadas toxicológicamente. Por lo tanto, es conveniente evitar el consumo de los siguientes plásticos de un solo uso:

  • Vasos y cubiertos descartables.
  • Pajitas o sorbetes.
  • Envoltorios.
  • Botellas.
  • Bolsas.

Consejos para dejar de usar plásticos y aplicar otros tipos de envases de alimentos ecológicos

Existen nuevas legislaciones en España y en la Unión Europea que limitan la venta de plásticos de un solo uso. Sin embargo, también hay acciones individuales que se pueden adoptar en la vida cotidiana. Por ejemplo, llevar bolsas de tela para hacer las compras y utilizar artículos de higiene reciclables o reutilizables.

En cuanto a la alimentación, es importante evitar los utensilios y empaques de un solo uso, priorizando los tipos de envases de alimentos ecológicos. Estos objetos se fabrican y comercializan cada vez más, por lo que la oferta disponible se diversifica.

Te podría interesar...
Cepillos de bambú vs. plásticos: ventajas y desventajas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cepillos de bambú vs. plásticos: ventajas y desventajas

En el mercado se pueden encontrar cepillos de dientes plásticos o de bambú. Descubre sus diferencias para elegir entre estas opciones.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.