13 mejores posturas sexuales para penes pequeños

Una de las posturas sexuales más recomendadas para los hombres con penes pequeños es la "flor de loto". Ahora bien, existen muchas otras capaces de brindar una experiencia sexual sumamente placentera.
13 mejores posturas sexuales para penes pequeños
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 19 octubre, 2022

Existen posturas sexuales para penes pequeños, que ayudan a experimentar un inmenso placer en pareja y a tener orgasmos fantásticos. Comprobando una vez la afirmación de que el tamaño no importa, sino cómo se utiliza.

Entonces, cualquiera que sea la dimensión del organo masculino, es posible lograr encuentros íntimos llenos de erotismo. La clave está en mantener una actitud dispuesta y animarse a experimentar.

Y es que a la hora de disfrutar del sexo, la imaginación puede resultar mucho más útil y eficaz en la cama que los rasgos físicos de cada quien, incluido el tamaño del pene del hombre.

¿Qué significa tener un pene pequeño?

De acuerdo con los estudios, el pene promedio tiene, en erección, unos 13 centímetros de longitud, medidos desde el hueso púbico hasta la punta. Ahora bien, esta medida es lo que se conoce en estadística como la mediana.

Pero el dato más importante a tener en cuenta es que el 90 % de los penes están entre 10 y 16 centímetros. Por debajo de ese valor podría decirse que es un pequeño. Así que es probable que el de tu pareja sea más normal de lo que crees.

Ahora bien, en algunas personas existen temores al respecto; aunque muchas veces es más la creencia que la realidad. Es decir, se puede tener un tamaño normal y aún así pensar que no lo es, produciéndose lo que se conoce como complejo de pene pequeño.

Las personas en esta situación pueden verse afectadas en su vida y funcionamiento sexual. Sin embargo, he aquí una noticia que les va a impactar: a la mayoría de las mujeres no les importa el tamaño.

Posturas sexuales ideales para penes pequeños

Así, pues, se puede tener una vida sexual y disfrutar muchísimo, siempre y cuando sepamos lo que hacer y cómo lograr estimular a nuestra pareja. Así que presta atención.

Todas estas posiciones que vamos a ver a continuación son beneficiosas para una penetración más profunda y directa. Así el pene pequeño tiene más posibilidades de llegar al interior de la vagina y provocar sensaciones de locura.

Pareja besándose en la cama

Quizás te pueda interesar: posturas sexuales durante el embarazo

1. El bandolero

En este caso la mujer se coloca de espaldas sobre la cama, eleva la cadera y mantiene las piernas flexionadas. Por su lado, el compañero se arrodilla de frente y apoya las extremidades inferiores de su chica en el pecho. Aquí, el contacto de los genitales no tiene ningún obstáculo y el resto depende de sus movimientos.

2. La ofrenda

Para hacerlo, comienzan como en el clásico misionero. Luego, ella cruzará una de sus piernas a un lado e inclinará su cuerpo hacia la misma dirección. Entonces, el caballero con el torso elevado inicia el coito y domina la fuerza y el ritmo.

Incluso, puede hacer variaciones tumbándose sobre la mujer para besar sus senos. Esta posición permite que el miembro masculino ingrese rozando las paredes vaginales. Además de tener posibilidad de ir más lejos, el roce ayuda a las sensaciones.

3. El perrito (y sus variantes)

Una reina entre las posturas sexuales para penes pequeños es la famosa pose del perrito. Aunque algunos todavía tengan cierta vergüenza de pedirle a sus chicas que se ponga en cuatro patas, esta postura es erótica y muy pasional.

Además, es súper recomendada para estimular las profundidades de la vagina y es una de las favoritas de la población. Cualquier pareja que la experimente seguramente tendrá ganas de repetir este placer. El tema es olvidarse de los tabúes que la rodean para ser felices con la sexualidad.

Además, pueden probarse distintas variantes de esta postura que incrementarán el placer. Por ejemplo, en el “perrito profundo” la mujer ha de colocar su cara sobre el colchón y arquear su espalda; esta posición aumentará considerablemente la sensación de placer, al ser más profunda la penetración.

Por otro lado, en la postura de “el gran perrito”, la mujer apoyada sobre sus rodillas y manos eleva su torso tratando de acercarlo al del hombre. Esta pequeña variación hará que toda la experiencia cambie.

4. La cabalgata invertida

En ocasiones, es muy positivo que la chica tome el mando de la situación y comience a dirigir el timón. En este sentido, la chica debe sentarse encima del pene y ofrecer la espalda a la cara del compañero.

Esta es la oportunidad de moverse y balancearse para sentir todo el ser dentro de ella. Mientras lo hace puede tumbarse hacia adelante a la vez que él estimula el ano. El orgasmo está asegurado y sin importar el tamaño.

5. La mariposa

Con las posturas sexuales para penes pequeños, el objetivo es conseguir un ángulo exacto en el coito. La mariposa permite cumplir con este requisito, además de invitar a tener sexo en otros lugares de la casa.

Para ello la pareja debe elegir un mueble que sea firme para desarollar la escena. Entonces, la mujer se tumba sobre el mismo y con los brazos a sus laterales eleva la pelvis.

Luego, lleva las piernas a los hombros del hombre y se entrega a la acción. Entonces, el amante, parado de frente, la toma de sus muslos y listo; ya tienen todo preparado para la mejor sesión sexual.

6. La cuchara o chucharita

Algunas mujeres la tienen como una de sus preferidas, porque la consideran romántica y contenedora. Se hace así: ambos de lado, mirando hacia la misma dirección, se colocan en posición fetal y la penetración es sencilla.

Por la manera en que se colocan las piernas, el canal vaginal parece más estrecho. Esto es sumamente beneficioso para el hombre, ya que da la sensación es que el pene se siente más grande. 

7. La flor de loto

Con esta posición ambos están extremadamente unidos, con todo su cuerpo. El caballero se sienta con las piernas semicruzadas en la cama o piso y ella se colocará encima, rodeándolo con piernas y brazos.

El coito es placentero y pueden manejar el ritmo y la intensidad haciendo las variaciones que deseen. Además, se pueden estimular a través de la vista, del tacto, tocándose, y del gusto: besándose mucho.

8. El mortero

En este caso se busca realizar movimientos circulares de penetración que aumentan la fricción con las paredes vaginales. Para ello, la mujer se tumba boca arriba, con la pelvis elevada y rodeando al hombre con sus piernas. Este se coloca sobre la mujer, apoyándose en sus rodillas y manos, y comienza los movimientos.

9. La sirena dormida

En esta posición sexual el hombre se tumba boca arriba con las rodillas flexionadas y la mujer se coloca estirada entre sus piernas. Tras lograr la penetración, ella ha de mantener las piernas cerradas y deslizarse arriba y abajo sobre el torso del hombre. Con este movimiento se logra una placentera estimulación del clítoris.

10. Sexo anal

Más allá del sexo vaginal tradicional, quienes tengan un pene pequeño pueden aprovecharse de otro tipo de prácticas que pueden resultar muy satisfactorias. Por ejemplo, el sexo anal puede tornarse más sencillo y menos doloroso, ofreciendo un gran placer para ambos.

11. Sexo oral

El sexo oral también se facilita cuando el hombre tiene el pene pequeño, ya que cabe completamente en la boca de la mujer, lo que puede aportar un plus de diversión al encuentro.

Mientras se practica, la mujer puede utilizar algún juguete sexual para autoestimularse. O usar su propia mano, si lo desea. También pueden hacer la clásica posición del 69.

12. Sexo sin penetración

Hay diversas posturas sexuales sin penetración, que pueden estimular los genitales, constituyendo una alternativa para todos, sea cual sea el tamaño. En este orden de ideas, pueden probarse con algunas modalidades como “el acto falso”.

En ella, la mujer se tumba sobre la cama con las piernas elevadas y flexionadas y el hombre se coloca en medio. En lugar de proceder a la penetración, el objetivo es rozar el clítoris con el pene.

También se pueden hacer otras cosas, como variaciones del misionero, pero con la ropa, jugando a hacer frotismo. Se puede dar lugar a fantásticas sensaciones, especialmente si se hacen en momentos y situaciones de riesgo.

13. Juguetes sexuales

También se puede hacer uso de implementos, tales como juguetes sexuales para llegar al orgasmo. Con estos, el hombre puede ayudar a alcanzar un intenso orgasmo en la mujer, mientras la penetra analmente, por ejemplo, y ella se estimula con algún aparato.

Más vale maña

Como habrás podido ver, los hombres que tienen un pene de tamaño pequeño pueden tener un gran as bajo su manga: ciertas alternativas, como el sexo anal, les favorecen.

Con las posturas sexuales para penes pequeños es posible, pues, disfrutar del sexo y alcanzar orgasmos fantásticos. Con tu pareja, comiencen a explorar las diversas posibilidades que ofrece el sexo.

Te podría interesar...
Postura 42: nueva posición sexual para practicar el sexo oral
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Postura 42: nueva posición sexual para practicar el sexo oral

La postura 42 es la nueva alternativa para practicar sexo oral. Te contamos todo lo que debes saber para lograr un encuentro placentero.



  • Preferred Positions. A look at sexual favourites across Europe and the U.S. (2016). ZAVA. Disponible en:  https://www.zavamed.com/uk/preferred-positions.html
  • Vatsyayana, M. (2011). Kama sutra. Nova Fronteira.
  • Bruce M. King (2021) Average-Size Erect Penis: Fiction, Fact, and the Need for Counseling, Journal of Sex & Marital Therapy, 47:1, 80-89, DOI: 10.1080/0092623X.2020.1787279
  • Ghanem H, Shamloul R, Khodeir F, ElShafie H, et al. Structured Management and Counseling for Patients with a Complaint of a Small Penis. The Journal of Sexual Medicine. 2007; 4(5): 1322-1327.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.